La Diputación invierte cerca de seis millones para mejorar más de 30 kilómetros de carreteras

Una carretera de la red provincial. /
Una carretera de la red provincial.

La actuación más importante será la renovación del firme y adecuación de los márgenes de los 5,8 kilómetros que separan Villacalabuey y Castellanos con 1,19 millones

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La Diputación de León mantiene su apuesta por la modernización de la red provincial de carreteras con la licitación de nueve tramos y la colocación de barreras de seguridad y mejora de taludes que supondrán la adecuación de más de 30 kilómetros con una inversión que ronda los seis millones de euros.

Estas actuaciones se incluyen dentro del Plan de Carreteras 2018-2019 aprobado por la Diputación con una inversión de 52 millones de euros y con la que se pretende mejorar sustancialmente una parte significativa de los 3.300 kilómetros de carreteras de la red provincial que gestiona la institución provincial.

La inversión más relevante será la renovación del firme y adecuación de los márgenes en 5,8 kilómetros de la LE-7602, en el tramo entre Villacalabuey y Castellanos, con una inversión prevista de 1,19 millones de euros.

La carretera LE-7602 se inicia en la carretera provincial LE-5703 en la localidad de Bustillo de Cea y finaliza tras un recorrido de 16,58 km en la carretera provincial LE-6620 en las inmediaciones de la localidad de El Burgo Ranero. Este vial ha sido acondicionado recientemente en sus primeros 3 km, desde su inicio en Bustillo de Cea, hasta la localidad de Villacalabuey. En el tramo comprendido entre Villacalabuey y el PK 8,820 en Castellanos, objeto de esta actuación, el firme se encuentra muy deformado lo que unido a un ancho de calzada de 5 m resulta peligroso para su circulación de vehículos. Con la actuación proyectada se va a ensanchar la calzada hasta 6 m y se va a mejorar la rasante de la carretera pavimentando con mezcla bituminosa en caliente. Además, se mejorará la señalización y balizamientos existentes.

929.800 euros será el presupuesto de licitación de la renovación del firme entre Santas Martas y San Román de los Oteros de la LE-6607. Esta carretera se extiende desde la N-601 (Santas Martas) por Gusendos de los Oteros a LE-512 (Valencia de Don Juan), con una longitud de 23,70 Km.

Esta vía, perteneciente hasta hace algunos años a la Junta de Castilla y León, presenta un ancho de calzada insuficiente y un firme de doble tratamiento superficial o mezcla en frío, ya envejecido.

La Diputación de León se ha propuesto un ensanche de su calzada aprovechando la plataforma existente hasta 6 m., así como la renovación de su firme. Ya se trató de esta manera el tramo comprendido entre Valencia de Don Juan y Pajares de los Oteros. La actuación se desarrolla entre el inicio (P.K. 0+000) hasta el P.K. 4+711 en San Román de los Oteros.

La carretera provincial LE-6621, a su paso por la travesía de Campo de Villavidel, tiene un ancho de calzada insuficiente, un elevado tráfico de maquinaria agrícola y un firme en estado deficiente. Para solventar esta situación se ha proyectado la pavimentación de un camino existente de 1,8 km de longitud con un ancho de plataforma de 7 m formado por dos carriles de 3 m y arcenes de 0,5 m que sirve tanto de variante a esta localidad como de acceso a la mayor parte de las naves agrícolas. Además, se incluye la renovación del firme de la travesía, con una inversión de 544.692 euros.

Valverdín a Genicera

El firme de la carretera en este tramo se encuentra casi totalmente degradado. Se trata de un pavimento realizado con tratamientos superficiales que debido a las fuertes precipitaciones de este año está totalmente deteriorado. Además, en varios tramos es necesario de dotar de más ancho a la calzada ya que se cruzan dos vehículos con dificultad.

La actuación consiste en la ejecución de un nuevo paquete de firme mediante la ejecución de una capa de zahorra artificial de espesor variable que absorba las deformaciones longitudinales y dos capas de mezcla bituminosa en caliente conforme a la normativa vigente con una inversión de 884.400 euros.

Se completa la actuación mejorando el drenaje tanto longitudinal como transversal de la carretera, así como la señalización y barreras de seguridad.

La LE-7707 que une Grajal con Escobar de Campos recibirá 823.000 euros para ampliar la plataforma a 5,5 metros, mejorar y renovar el firme así como la señalización de los 4,7 kilómetros que separan ambas localidades. En la actualidad, la vía cuenta con un ancho de calzada medio de 4,5 m lo que no permite el cruce simultáneo de dos vehículos y dificulta el tránsito de maquinaria agrícola en la zona. El firme, aunque se encuentra en estado aceptable, presenta deformaciones propias de este tipo ya que se trata de riegos bituminosos con áridos.

En el sur de la provincia también se llevará a cabo la renovación del firme en la carretera LE-8602 que une Campazas con Valderas, en el tramo de casi 5 kilómetros entre esta última y el paraje Monte del Duque, cuyo pavimento se encuentra muy deteriorado debido al envejecimiento de la rodadura. Para ello, se aplicará una mezcla bituminosa en caliente con dos capas, una para regularizar el firme y otra para mejorar la rodadura, lo que permitirá una circulación más cómoda para los usuarios. Junto a ello, se llevará a cabo una renovación de la señalización horizontal y vertical en este tramo, con una inversión conjunta de 540.000 euros.

También está aprobada la licitación del tramo de dos kilómetros de la LE-7518 entre San Millán de los Caballeros y Villademor. Este trazado cuenta, actualmente, un firme con defectos superficiales propios de un pavimento que ha llegado al fin de su vida útil debido al tráfico de vehículos pesados existentes en la zona. Por ello es necesario reparar el tramo de manera que se eviten actuaciones de mayor importe en los próximos años. Para ello se ha incluido en el proyecto la extensión en todo el ancho de la plataforma existente de una capa de mezcla bituminosa en caliente sobre una capa de regularización donde es necesario absorber las deformaciones existentes.

Además, en esta carretera se incrementarán el número de tramos con barreras de seguridad y se sustituirán aquellas que están en mal estado.

Obras en el Bierzo

Dentro de los nueve tramos que se licitarán hay dos actuaciones de ámbito urbano en la comarca del Bierzo, concretamente la adecuación de las travesías de San Pedro Castañero, en el municipio de Castropodame, y Toral de los Vados.

La carretera provincial LE-5325 que une Bembibre y San Pedro Castañero por Viloria, se encuentra situada dentro de los términos municipales de Bembibre y Castropodame. Cuenta con una longitud de 4,8 kilómetros, un ancho de calzada de 6 metros y está pavimentada con mezcla bituminosa en caliente en buen estado, a excepción de la travesía de San Pedro Castañero.

El proyecto consiste en la pavimentación de esta travesía mediante mezcla bituminosa ya que el firme se encuentra degradado y requiere su mejora con un presupuesto de licitación de 118.600 euros.

La segunda actuación en la comarca será la renovación del firme en la travesía de Toral de los Vados, tramo que pertenece a la LE-5206 que une la N-VI por Parandones y Toral de los Vados, con una longitud aproximada de 1,5 km y se encuentra urbanizada por ambos lados, con una anchura variable entre bordillos de 8 a 11,20 metros.

Desde 2016 se han llevado a cabo distintas actuaciones con el fin de renovar el pavimento que se encontraba muy deteriorado, quedando pendiente de renovar el tramo de 1.000 metros de longitud comprendido entre el p.k. 2,840, donde se terminaron las obras de la glorieta en la zona de Cementos Cosmos, y el p.k. 3,840, donde comienza la renovación de pavimento realizada en el 2016, próxima a la intersección con la calle Mariano Remacha.

La actuación supondrá una inversión de 121.200 euros para la renovación del firme y la mejora de la señalización en este tramo de la localidad.

Taludes y barreras de seguridad

Una de las actuaciones recurrentes en los presupuestos de la Diputación es la mejora de la seguridad en las vías provinciales a través de la estabilización de taludes y de la renovación de las barreras de seguridad. En cuanto a los taludes, se prevé una inversión de 138.000 euros, divididos en dos lotes para la zona oriental y occidental de la provincia.

Las actuaciones consisten en la colocación y reparación de mallas de retención de desprendimientos en zonas donde, durante los últimos años, se producen de manera reiterada con el riesgo que esto conlleva y el elevado coste de conservación necesario.

En la zona oriental, se han incluido en este proyecto actuaciones en las carreteras LE-3517 DE LE-315 (FELMÍN) A CUEVA DE VALPORQUERO P.K. 4+020 a P.K. 4+320 y en la LE-4514 DE CL-623 (LORENZANA) A LA ROBLA P.K. 12+710 a P.K. 13+010; en la zona occidental, se contemplan actuaciones en las carreteras LE-4210, LE-4211, LE-5223, LE-5231, LE-6215, LE-6216 y LE-6226.

412.000 euros se dedicarán a la colocación de barreras de seguridad y contención en puentes, con cargo al presupuesto del año 2018 y dividido, al igual que los taludes, en dos lotes para la zona oriental y occidental de la provincia.

El objeto del proyecto consiste en la colocación de barreras de seguridad en aquellos tramos de las carreteras de la provincia en los que existen deficiencias conforme a la normativa vigente y además se encuentran en peores condiciones respecto al resto, así como las barandillas de puentes que se encuentran en peor estado.