Ramiro Ruiz Medrano: «Silvia Clemente, por ahora, no es ni candidata»

Ramiro Ruiz Medrano, en su despacho de las Cortes de Castilla y León./G. Villamil
Ramiro Ruiz Medrano, en su despacho de las Cortes de Castilla y León. / G. Villamil

El político vallisoletano, presidente en funciones de las Cortes de Castilla y León, ha defendido el avance de la comunidad en sus 36 años de autonomía

S. ESCRIBANO

El presidente en funciones de las Cortes de Castilla y León desde el jueves y se mantendrá en ese puesto hasta que el 13 de marzo se haga cargo de esa responsabilidad Ángel Ibáñez, procurador burgalés. Ramiro Ruiz Medrano, parlamentario por Valladolid y con toda una vida de decicación a la política, aborda la situación en que han quedado las Cortes tras la salida de Silvia Clemente. Insiste en que más allá del debate político, los ciudadanos merecen «normalidad institucional» y agradece a los distingos portavoces y formaciones, en especial a Luis Tudanca y al PSOE, que compartan activamente ese criterio. Le ha tocado presidir un pleno del aniversario del Estatuto con el único contenido de su intervención y prepara una jornadas de puertas abiertas en la sede de las Cortes para el próximo domingo.

¿Se le habría pasado por la cabeza unas elecciones en las que Silvia Clemente se enfrentara a Alfonso Fernández Mañueco?

A nadie.

¿Se ha situado en ese contexto?

-Alfonso es el candidato y Silvia Clemente todavía no es candidata. Lo primero será esperar a que eso ocurra. Alfonso tiene el aval, como se ha demostrado desde hace dos años, pero con más intensidad en las últimas horas, de todo el PP. Silvia Clemente, por ahora, no es ni candidata.

Uno de los efectos que ha tenido la marcha de Silvia Clemente ha sido aglutinar apoyos en torno a Fernández Mañueco.

-Los apoyos los tenía. Los ha tenido siempre, pero se ha visualizado, por si alguien tenía alguna duda, que no creo.

-¿En qué situación deja las Cortes la salida el jueves pasado de Silvia Clemente?

-De sorpresa para todos. A nadie se le pasaba por la cabeza que anunciara lo que anunció en la rueda de prensa que convocó. Se realizó en la propia sede de las Cortes y pensábamos que era alguna noticia positiva sobre la propia institución la institución.

-¿Ha hablado con Silvia Clemente aunque solamente sea para que le informe sobre cuestiones pendientes?

-Lo intenté dos veces el jueves pasado. Primero, en persona, en su despacho, tras la rueda de prensa. Y por la tarde la llamé por teléfono. Las dos veces fue imposible. Una vez que se hizo oficial a las 2:15 horas su dimisión como procuradora y presidenta y el letrado mayor me dice que debo asumir la presidencia en funciones, mi obligación es ponerme en contacto con ella. No para pedirle explicaciones, que no tengo por qué, pero sí para ver cuál es la situación en ese momento de los temas más inmediatos a abordar. No me devolvió la llamada.

-¿Quién gana con Silvia Clemente en Ciudadanos?

-Cada vez hago menos análisis políticos, pero creo que esto no les gusta a los ciudadanos en general , creo que perdemos todos y que con algo así no gana nadie.

-No todos la han recibido con los brazos abiertos. Su fichaje ha generado oposición entre cargos con una sólida trayectoria de trabajo, como el diputado Francisco Igea o el procurador Manuel Mitadiel, ¿cree que esa reacción puede dar al traste con la candidatura de Clemente?

-Yo he sido responsable de un partido político y no me gustaría que otras personas se metieran en la vida interna de la formación. Respeto los procedimientos que tenga Ciudadanos y que haya gente a la que no le guste su desembarco (de Silvia Clemente). A mí no me gustaría. Sobre todo de la forma en la que salió de su formación política que le ha dado 30 años de posibilidad de desarrollar una vida pública. Lo que haga Cs es un tema de deberá resolver ellos.

-¿Cuándo Silvia Clemente augura que se irán más cargos del PP cree que será así?

-Siempre, en periodos previos a configurar las listas, suele haber movimientos, que a veces hay que ver con total normalidad, dentro de lo que puede costar dar ese paso. Lo que no es normal es que se utilicen frases tan fuertes y tan duras contra las personas que dirigen un partido. Eso es lo que no es normal.

-¿Qué análisis hace del paso que ha dado Soraya Mayo para intentar encabezar la candidatura al Congreso de Ciudadanos por Valladolid?.

-De Soraya Mayo tengo un magnífico concepto. Cuando le propusimos, creo recordar que en dos ocasiones, que formara parte de una lista, no pudo ser. Una vez por circunstancias legales y otra se truncó porque en ese momento ella no estaba en disposición de dar ese paso. Todo el respeto hacia su decisión, como hacia la de cualquier persona que quiera incorporarse a la vida pública de los partidos políticos que creo que puede aportar muchas cosas.

-¿Le tan tocado presidir la celebración del Estatuto de Autonomía más deslucida de los últimos lustros? Sin medalla ni asuntos de alcance...

-No coincido en que sea deslucido. El lucimiento de un acto como este lo dan los castellanos y leoneses y por lo tanto hacia ellos ha ido los mensajes que hoy ha salido de las Cortes. los ciudadanos están en el centro de cualquier acción política.

-¿Nadie de la Mesa de la Cortes o de la Junta de Portavoces preguntó por el contenido del acto, sobre quién iba a recibir la Medalla de la Cámara?

-No, todos pensábamos que iba a tener los parámetros que últimamente habían venido funcionando, por las razones que todo el mundo conoce, eso no ha sido así. Pero sí quiero trasladar un mensaje de normalidad. Yo voy a proponer a los portavoces de los grupos que el próximo domingo sea de puertas abiertas en las Cortes. Para que los ciudadanos puedan acercarse.

-Las encuesta apuntan hacia la entrada de Vox en las Cortes autonómicas, una inestabilidad en los apoyos de Podemos y también de Ciudadano y una pérdida de escaños en la bancada del PP. ¿Cómo ve la cita de mayo?

-Creo que los ciudadanos van a volver a dar la confianza mayoritaria al PP. Alfonso Fernández Mañueco es un gran candidato y va a ser un magnífico presidente por experiencia, capacidad y conocimiento. El mapa político va a ser tan variado o acaso más que el de este momento, pero no va a imposibilitar que Alfonso sea presidente de la Junta.

Lo ve entonces con posibilidad de gobernar

Claro.

¿Incluso aunque bajen de 42 a 31-35 escaños como apuntan las encuesta e incluso primeros responsables de su partido?

-Habrá que espera a ver que es lo que dicen los ciudadanos. Pero creo que va a ser el partido ampliamente mayoritario y después esperaremos a lo que pueda ocurrir con el resto del mapa político.

¿Dónde se ve usted a partir de mayo?

-Vivo en el día a día, hoy estoy aquí e intento hacer mi trabajo. Mañana, lo que me manden haré, y siempre con templanza, la mayor lealtad posible, total y absoluta a mi gente y a mi partido, con elegancia, con generosidad y con humildad. Eso he intentado en mi vida, que primaran esos principios y también el agradecimiento a la gente que ha estado a mi lado. Lo que pueda ocurrir conmigo mañana, Dios dirá.