Los trabajadores de las auxiliares de Endesa llevan su lucha al Congreso y exigen una transición justa para El Bierzo

Los representantes de la plataforma de auxiliares de Endesa, en el foro celebrado en el Congreso de los Diputados./
Los representantes de la plataforma de auxiliares de Endesa, en el foro celebrado en el Congreso de los Diputados.

La plataforma traslada a los grupos parlamentarios de Unidas Podemos, IU y el PCE sus reivindicaciones para conseguir que el Gobierno garantice alternativas de empleo ante el cierre de la térmica de Compostilla

CARMEN RAMOSPonferrada

Los trabajadores de las empresas auxiliares de Endesa en la central de Compostilla II de Cubillos del Sil han llevado este miércoles su lucha al Congreso de los Diputados en Madrid. Representantes de la plataforma han expuesto ante los grupos parlamentarios de Unidas Podemos, Izquierda Unida y el Partido Comunista de España sus reivindicaciones para que se garantice su futuro laboral ante el cierre de la térmica berciana y después de un año demandando a la eléctrica un plan social que no llega.

El portavoz de la plataforma, Alonso Roa, fue el encargado de exponer a la una del mediodía sus peticiones en el foro en el que se dieron cita representantes a nivel nacional de diferentes sectores afectados por conflictos laborales en todo el país y en el que también participaron compañeros de la central de Endesa en Andorra que viven una situación similar a la de los operarios bercianos.

Desde el colectivo insistieron en demandar una solución a una situación que vienen arrastrando desde el cese de actividad de la térmica porque consideran que «no hay transición justa por ningún lado», explicó Roa, que defendió la necesidad de buscar soluciones para todos los trabajadores «especialmente para la gente mayor» y que también «se muevan para que el resto tenga empleo en la comarca», indicó.

La plataforma lamenta que «lo que vemos es que se cierran las centrales térmicas y la transición justa no llega, y si llega, cuando llegue, no va a haber trabajadores en El Bierzo porque la gente se está marchando», señaló su portavoz, que destacó la «situación límite» que afrontan ellos y sus familias ante un futuro laboral que se plantea en este momento incierto.

Los operarios de las auxiliares confían en que su reivindicaciones no caigan en saco roto, dado que las formaciones de izquierdas tienen previsto trasladarlas a través de una batería de preguntas al Gobierno para que se pronuncie al respecto. «Nosotros le vamos a pedir que nos digan a ver dónde está la transición justa para El Bierzo», concluyeron.