El vino DO León y cecina de chivo, un matrimonio en perfecta armonía

La Casa de las Carnicería acoge durante tres horas en la mañana de este sábado una degustación gratuita de caldos de la DO León y uno de los productos con más solera de la gastronomía leonesa

Degustación de vino de la DO León y la cecina de chivo. / A. Cubillas
A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Son dos de los manjares por excelencia y más representativos de la gastronomía leonesa.

Irresistibles para los paladares por sí solo que unidos dan como resultado un maridaje que roza la perfección.

La Casa de las Carnicerías ha abierto sus puertas de par en par en la mañana de este sábado para acoger una degustación gratuita en el marco de una actividad de la Capitalidad Gastronómica 2018 que ostenta León.

Encima de la mesa, vinos de la DO León, Caldos únicos, simplemente irrepetibles que, en esta jornada, han encontrado un socio ideal: la cecina de chivo.

Una carne selecta con mimo, tiempo, fuego y frío que dan como resultado un sabor diferente, genuino, bien para cortar o para entrecallar, ideal para los meses de frío.

El truco de Tavito está en el mantenimiento de las pautas tradicionales, a través de un proceso de salazón, adobado, ahumado y curado, para conferir a este producto un sabor único e irrepetible.

Un sabor al que da nombre Cárnicas Tavito que ha sido el encargado de disfrutar a leoneses y visitantes este producto único que ha casado a la perfección con los Albarín y Prieto Picudo de la DO León.