La política 'todoterreno' que saltó a la fama por su lucha contra los topillos

En sus 18 años en la primera línea política de Castilla y León, Silvia Clemente ha desempeñado tres consejerías diferentes y desde 2015 preside las Cortes regionales

Silvia Clemente, en el año 2008, durante su etapa como consejera de Agricultura./Henar Sastre
Silvia Clemente, en el año 2008, durante su etapa como consejera de Agricultura. / Henar Sastre
ENRIQUE BERZAL

Segoviana de La Velilla (Pedraza), donde nació el 6 de septiembre de 1967, Silvia Clemente Municio atesora una amplia y diversificada trayectoria en la política regional. Se licenció en 1990 en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y lleva, hasta el momento, casi veinte años asumiendo altas responsabilidades políticas en la comunidad. Es funcionaria del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Segovia (1992) y del Cuerpo Superior de la Administración de la Comunidad de Castilla y León (1995).

Sus primeros cargos de envergadura fueron el de gerente territorial de Servicios Sociales de Segovia, que asumió en 1996 coincidiendo con el traspaso de estas competencias a Castilla y León, y el de directora general de Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente, puesto que desempeñó entre 1999 y 2001.

Entró en la primera línea de la política regional al lado de Juan Vicente Herrera, cuando éste fue elegido en 2001, por Juan José Lucas, su sucesor el frente de la Junta de Castilla y León; en aquel primer gobierno 'herreriano', Clemente, cuyo principal mentor en política era el también segoviano Jesús Merino, que entre 1992 y 2001 ejerció como secretario general del PP en la comunidad, asumió la cartera de Medio Ambiente.

A través de iniciativas como los Planes Forestal y de Abastecimiento de Castilla y León y el dirigido a fomentar la Educación Ambiental, la segoviana se ganó con creces la confianza de Herrera, de modo que cuando éste reeditó la mayoría absoluta del Partido Popular en las elecciones autonómicas de junio de 2003, le reservó la Consejería de Cultura y Turismo. Al frente de la misma se crearon, entre otros, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), el Festival de las Artes de Salamanca y el Centro Cultural Miguel Delibes, además de poner en marcha la marca turística 'Castilla y León es vida' y de impulsar el Plan del Español.

Pero fue sin duda la cartera de Agricultura y Ganadería, en la que sucedió a José Valín en 2007, la que le comportó mayores réditos en política. Fundamentalmente por su intensa y eficaz lucha contra las plagas de topillos que asolaron las tierras castellanas y leonesas, con lo que se ganó la complicidad de las principales asociaciones agrarias, pero también con la puesta en marcha de iniciativas como la Ley Agraria de Castilla y León y la marca 'Tierra de Sabor', que bajo un corazón amarillo engloba los alimentos de calidad de Castilla y León. Fue, sin duda, su momento más dulce en la política regional, y le permitió repetir cartera en la siguiente legislatura.

Procuradora desde 2003, en 2015 Herrera la eligió para presidir las Cortes de Castilla y León, si bien su actividad rebasa con creces el mero cargo institucional. De hecho, ha incrementado considerablemente la actividad de la Cámara y de la Fundación Villalar, y ha impulsado un amplio conjunto de actividades con ocasión del 35 aniversario del Estatuto de autonomía. En el Congreso Regional del PP de 2017 fue designada por el presidente autonómico del partido, Alfonso Fernández Mañueco, para coordinar el programa electoral de cara a las autonómicas del próximo mes de mayo.