La glorieta de 'Toño, un hombre bueno'

El Crucero se vuela con un «sentido emotivo y justo» homenaje a José Antonio Alonso, que contó con la presencia familiares, vecinos y amigos, como el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y sus compañeros de Gobierno José Bono y Antonio Camacho

Glorieta del ministro José Antonio Alonso. / Sandra Santos
A. CUBILLAS

Es la glorieta del chaval del Crucero, la glorieta de Toñín, la glorieta del ministro José Antonio Alonso. Una glorieta que este sábado se ha quedado pequeña para acoger tanto y tanto cariño hacía un leonés de pro que fallecía hace justo un año como consecuencia de un cáncer.

El barrio de El Crucero y todo León se ha volcado un emotivo, caluroso pero ante todo un justo homenaje a ese hombre de barrio que llegó a convertirse en uno de los mejores juristas de España y un político comprometido con la democracia.

Así se le recordó este sábado con motivo del descubrimiento de un monolito en la que se podía leer ‘Un recuerdo a un hombre bueno, Toño Alonso’ en el que no quiso faltar nadie. En primera fila su madre, Mari Luz, sus hermanos, su hijo, sus amigos, sus colegas de profesión y sus vecinos.

No podía faltar su amigo, su compañero fiel de viaje, José Luis Rodríguez Zapatero que no se cansó de dar las gracias a León y los leoneses por un reconocimiento emotivo y merecido, “un homenaje que nos hace más dignos, mejores y que nos permite tener algo de él”.

Emotivo y justo homenaje

No hay justicia sin reconocimiento y tampoco hay ciudad que no honre a sus hombres y mujeres ilustres y el descubrimiento de esta placa en esta plaza tan leonesa representa la justicia”, remarcó Zapatero, que agradeció el acuerdo unánime alcanzado en el Ayuntamiento de León.

Un reconocimiento, reconoció, al que a Toño no le hubiera gustado “pero que si hubiera tenido que elegir un lugar para recodarle, sin duda hubiera sido esta plaza”. La misma que dejaba atrás para ir a la Universidad, camino en el que los dos amigos intercambiaban posturas políticas.

Zapatero recordó las horas y los desvelos que compartió con Toño, ese hombre austero, humilde que vivió como pensaba, un juez de vocación, independiente, comprometido y con una visión avanzada de la ley y el derecho.

Un homenaje que, según remarcó el expresidente del Gobierno, no alivia una perdida que cada día es más grande como grande era la persona que hizo tanto por los suyos, por León, por España y que se fue con gran dignidad. “Nunca olvidaré este acto que permite que José Antonio sea recordado por los leoneses como merece, con una lagrima de emoción y a la vez de orgullo”.

Acto de homenaje al exministro José Antonio Alonso en León. Arriba, los compañeros de promoción de Toño. Abajo, Silván saluda a la madre del exministro y Rodríguez Zapatero durante su intervención. / leonoticias | Campillo

Un guía político

Toño, una persona entrañable, dialogante, leal, legal, que creía en la Justicia, que impartía dentro y fuera de la sala. Un referente político, un guía a seguir, según remarcó el alcalde de León, Antonio Silván, en tiempos de desprestigio de la política “por culpa de unos pocos”.

Pero ante todo, remarcó, un hombre bueno, un gran paisano, un gran leonés. “Siempre he dicho que la historia de la ciudad la hacen los vecinos, esos hombres y mujeres, como José Antonio Alonso. Con este acto sólo queremos devolver un poco de todo el cariño que un día nos dio y trasladar el orgullo de la ciudad por Toño”, señaló Silván.

Confidencias con Toño

Un acto con el que José Antonio se ruborizaría e incluso diría que no se merecía. Bien lo sabía Francisca Cobos ‘Paquita’, que durante unos instantes volvió a compartir confidencias con su gran amigo. “Hoy quiero cotillear contigo para decirte lo ilusionada que está tu madre con este homenaje, que tu hijo, Javier, eres tú, que Cerrillo está estupendo y que Villalba vuelve a sonreír”.

Palabras cargadas de significado para aquellos que pudieron disfrutar de cerca a José Antonio Alonso, el mismo que estará ligado ahora para siempre a esa plaza que veía por la ventana de la casa de su orgullosa madre.

Caluroso homenaje

El exministro de Defensa, José Bono, y el exministro del Interior, Antonio Camacho, asistieron al homenaje a José Antonio Alonso al que tampoco faltó la ex portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, actual consejera de Justicia, Gobernación y Reformas democráticas de la Generalitat Valenciana.

Responsables de la Unidad Militar de Emergencias (UME), nacida en su etapa en el Gobierno socialista, el Procurador del Común, Javier Amoedo, la subdelegada del Gobierno, la presidenta de la Audiencia Provincial y una nutrida lista de representantes del ámbito civil, militar y político tampoco faltaron al acto.

Aunque la presencia más notable fue la de sus amigos y sus vecinos, que quisieron recordar a ese a José Antonio Alonso como ese niño, siempre pegado a un balón de fútbol, y como ese un hombre honrado al que todos querían, que hizo que en El Crucero se hablase de justicia. Porque José Antonio Alonso era simplemente un gran hombre.

Contenido Patrocinado

Fotos