EL MUSEO DE LA ENERGÍA, UN «EJEMPLO» A 'EXPORTAR'

La Fábrica de la Luz se convierte en modelo a seguir para el Plan Nacional de Patrimonio Industrial que alaba la labor de recuperación de la antigua central de la MSP y el orgullo de los ciudadanos de un proyecto que acogen como propio

Museo de la Energía de Ponferrada. / César Sánchez
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Museo de la Energía se ha convertido en un «ejemplo» a exportar a otras zonas del país en cuanto a la recuperación del patrimonio industrial se refiere. Así lo han puesto de manifiesto este martes los responsables del Plan Nacional de Patrimonio Industrial durante el encuentro desarrollado este martes en Ponferrada en una iniciativa organizada por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE).

La charla desarrollada en las instalaciones de la Fábrica de la Luz y en la que ha participado personal del propio Museo y representantes de Autismo Bierzo y el proyecto Empower Parents fueron los encargados de exponer la intensa labor de recuperación de la memoria de la MSP, su dinamización y cómo trabajar la accesibilidad de estos espacios para todos los públicos.

La charla forma parte de una serie de jornadas con las que se trata de poner en valor la enorme riqueza industrial de nuestro país, su valiosa contribución en la formación de la identidad de espacios y paisajes y, en general, en la definición del ambiente vital en que se ha desarrollado la industrialización.

La coordinadora del plan, Marina Martínez, considerada que la antigua central de la MSP de Ponferrada es una de las joyas del patrimonio industrial español y ha destacado la importancia de las personas en torno a este espacios. Considera, en este sentido, que la relación entre el museo y la sociedad ponferradina «es un ejemplo a seguir» y entiende que el principal reto de este tipo de iniciativas es «conseguir que lo que es ejemplar se difunda y sirva de modelo para otros proyectos», indicó.

Los responsables del Plan Nacional de Patrimonio Industrial durante la jornada desarrollada en la Fábrica de la Luz.

A juicio de los responsables del Plan Nacional de Patrimonio Industrial queda mucho por hacer en este sentido en un comarca que cuenta con una gran riqueza en este sentido si bien entienden que el Museo de la Energía es como una «punta de lanza». «Es un buen ejemplo aquí y en todas partes», indicó Martínez, que destacó la especial dificultad para afrontar este tipo de trabajos. «Hay todavía mucho trabajo que hacer especialmente porque es un patrimonio muy amplio y conceptualmente muy novedoso, muchas veces sabemos cómo enfocar otros patrimonios y este cuesta el reconocimiento por parte de la sociedad, trabajo que aquí está muy bien hecho porque aquí la sociedad se apropia y se siente orgullosa de este patrimonio y eso a veces es un poco difícil de gestionar», explicó.

En la jornada se puso de manifiesto también las diferentes posibilidades que ofrece el Museo de la Energía para proyectos sociales. «Es interesantes entender que el museo no es una institución que ofrece cosas que la sociedad viene a consumir, sino que puede ser algo mucho más integrado en la sociedad y que puede ser un recurso de muchos tipos», destacó la coordinadora del Plan, que subrayó, por otro lado, el respeto con el que se ha conservado y se ha recuperado el espacio así como la necesidad de «copiarlo si hace falta en otros sitios, porque al final el progreso es eso, es ir cogiendo lo bueno de cada sitio y seguir hacia adelante», aseveró.

Fotos