Un mundo de agua para olvidarse del desierto

La mayoría de los 218 niños saharauis que pasarán este verano con las familias de acogida en Castilla y León dentro del programa 'Vacaciones en paz' pasan una jornada de convivencia en las piscinas de Valencia de Don Juan

Alicia García participa en la jornada de encuentro con las familias acogedoras y los niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones en Paz'/Peio.
Alicia García participa en la jornada de encuentro con las familias acogedoras y los niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones en Paz' / Peio.
MIRIAM BADIOLA
MIRIAM BADIOLALeón

«Se crea un vínculo mágico». Con estas palabras define Mari Marcos la acogida de niños saharauis dentro del programa 'Vacaciones en paz', en el que lleva participando desde 2003 como familia de acogida. «He tenido cuatro niños y dos niñas, tres que vinieron un verano, otra que vino tres seguidos y uno que se pasó conmigo seis veranos».

Mari asegura que con los niños a los que ha acogido se crea «una amistad para siempre, como si fuéramos familia», con unos chicos con los que aún mantiene el contacto. «Es una experiencia inolvidable, pero el primera año es muy duro tanto para el niño como para la familia».

Para Josefina este es el primer año de participación. Tras ver una noticia en el periódico anunciando la iniciativa, decidió lanzarse a vivir una experiencia que «es un poco dura al principio», con unos días en los que Maugaf «echa mucho de menos su familia».

Mohamed Bahim es un joven que empezó a participar en 'Vacaciones en paz' en el año 2002 en la provincia de Zamora, lo que le permitió dar un giro a su vida hasta el punto de encontrarse ahora mismo estudiando Administración de Empresas en la Universidad de León.

«Recuerdo que el primer verano me lo pasé casi entero llorando por estar lejos de mi familia y decidí no volver a España, pero mírame, cuando cumplí 12 años me querían mandar a Argelia a estudiar la ESO, pero sabía que si me venía a España iba a tener unas oportunidades mejores», explica.

Un total de 180 de los 218 niños saharauis que pasarán este verano con las familias de acogida en Castilla y León dentro del programa 'Vacaciones en paz' pasaron hoy una jornada de convivencia en las piscinas de Valencia de Don Juan junto a sus familias de acogida.

Los niños fueron recibidos por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, quien recordó que «la Junta de Castilla y León está comprometida con los programas humanitarios de estancias temporales de menores», dentro de los que se encuentra 'Vacaciones en paz'.

La consejera señaló que la cifra «es muy similar a la de años anteriores», 218 en total, de los que ocho estarán con familias de Ávila, 26 de Burgos, 37 de León, 23 de Palencia, 25 de Salamanca, 13 de Segovia, once de Soria, 32 de Valladolid y 43 de Zamora, que llegaron a la Comunidad entre el 29 de junio y el 4 de julio para irse entre el 29 de agosto y el 3 de septiembre.

Alicia García agredeció «la solidaridad y el compromiso de Castilla y León a través de la familia» y destacó el trabajo de las 12 asociaciones de ayuda al pueblo saharaui existentes en la Comunidad que se «vuelcan» en la organización del programa y en el apoyo continuo al pueblo saharaui.

Junto a 'Vacaciones en Paz', la consejera se refirió a otros programas como 'Madrasa', que permite a las niñas y niños mayores de 12 años, saharauis y también de otros países, estudiar en Castilla y León, conviviendo en un entorno familiar durante el curso escolar, en el que hasta el momento participan dos menores este año.

La presidenta de la Unión de Asociaciones de ayuda al pueblo saharaui de Castilla y León, Inés Prieto, aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento para que «el año que viene se pueda aumentar el número que disfruta de la experiencia».

Prieto reconoció que «los primeros días de la convivencia son los más complicados», en los que «la mayor barrera es el idioma» pero que, después de vivir un verano «en el que no les ha faltado absolutamente de nada», logran «unir los vínculos españoles con los del pueblo saharaui, que siempre ha sido un mismo pueblo».

Finalmente, el alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Martínez Majo, mostró su «orgullo» por la participación de los niños de 'Vacaciones en paz' dentro del verano solidario coyantino, que muestra «la importancia de los niños y la valentía de las familias que deciden acogerles».

 

Fotos