Semana Santa en pleno verano

La Capilla de Santa Nonia acoge una edición más del Museo de Verano de Semana Santa, en el que se pueden visitar nueve figuras de cada una de las cofradías organizadoras de la iniciativa, el Dulce Nombre de Jesús Nazareno y Angustias y Soledad

Imagen de Jesús Nazareno. / S. Santos
Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

La Semana Santa no se vive solo durante diez días, se vive durante todo el año. Esta frase, que tanto se escucha en las semanas previas a la Pasión, cobra aún más sentido en verano, con el Museo de Semana Santa de verano. Estará abierto hasta el 24 de agosto con el objetivo de que todos los semana santeros puedan ver las imágenes que procesionan en los días grandes de la Pasión.

«Es nuestra manera de mantener viva la llama de la Semana Santa», explica Antonio García, miembro de la junta de seises del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y próximo abad de la hermandad.

Aseguran que el ritmo de visitas «no es deseado», pero aún así reconocen que la iniciativa sigue creciendo y ganando nombre.

En la capilla de Santa Nonia se pueden visitar hasta 18 figuras, nueve de la cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y otras tantas de Angustias y Soledad, las dos cofradías que organizan dicho museo.

Una idea «conjunta»

Esta idea surgió de parte de ambas hermandades con el objetivo de que los hermanos «pudieran ver las imágenes con sosiego y tranquilidad más allá de las procesiones», tal y como señala Miguel Ángel Gil, abad de Angustias y Soledad.

Además, afirman que cautiva, en especial, a los visitantes de fuera de León y, en concreto, a los andaluces. «Les sorprenden las particularidades de la imaginería que tenemos en esta capilla», asegura Gil.

Cada año montan dos pasos, uno por cofradía, en el centro de la capilla, imágenes que van rotando cada verano. Este año, los elegidos son 'La Crucifixión', del Dulce Nombre, y 'La Consolación de María', de Angustias, un paso que iba a estrenarse en esta Semana Santa pero que no pudo procesionar.

Esta es la manera en la que dos de las cofradías más representantivas de la ciudad tratan de dar un aire de Semana Santa a los meses estivales, en los que el calor y las vacaciones son las protagonistas, pero en los que el Dulce Nombre y Angustias buscan hacer un hueco a la Pasión.

Contenido Patrocinado

Fotos