Los reyes de León volverán a sus calles

La Cofradía del Cristo del Gran Poder presenta el nuevo palio para su Virgen de los Reyes, obra donada por Melchor Gutiérrez, y que ofrece las esculturas de los monarcas leoneses más representativos de la historia | El nuevo 'techo' saldrá por primera vez este Jueves Santo en la Procesión de la Despedida

Uno de los reyes del nuevo palio de la Virgen. / Inés Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

Siglos de historia bajo un mismo palio. Esencia de antiguo reino a raudales. Todo un mosaico de detalles que emociona con una simple mirada.

La Cofradía del Cristo del Gran Poder estrenará este Jueves Santo un nuevo techo para su Virgen de los Reyes, una obra de arte de Melchor Gutiérrez que ha sido calificado como un «regalo» para León.

La concejala de Cultura y medievalista, Margarita Torres, ha reconocido sentirse «emocionada» de hasta que punto una cofradía se implica en reivindicar la historia del Reino de León «que es nuestro pasado pero también nuestra herencia»,

Con todo lujo de detalle, aparecen los rostros en relieve de los monarcas más representativos del Reino de León. Entre ellas las dos reinas, Doña Sancha -esposa de Fernando I- y Urraca, la más conocida.

La edil se deshacía en halagos para el artista, al que colocaba «a la manera de grandes escultores clásicos de nuestro país. Dentro de 100, 200 o 300 años se hablará de la obra de Melchor, de su palio maravilloso».

El propio escultor ha agradecido a Torres su ayuda para elegir algunos reyes. Melchor regala así a la ciudad la Virgen de los Reyes «que necesitaba León». La imagen de la «reina de reyes» representa a todas las mujeres leonesas porque su concepto de virgen es «guapa, con pinta de mujer; y eso me lo critican, que se parecen a mujeres», criticaba Gutiérrez.

20 años hace que el artista empezó a trabajar este palio que ahora ve la luz y en él ha introducido todo lujo de detalles. «Uno de ellos es la cara de un amigo con un problema, que está ahí retratada y si le ves a él ves que es fiel a su cara. Los cuatro que faltaban para terminarlo tienen el juego de poner a uno en la catedral vieja del Reino de León, a otro con la cruz y arcos de Peñalba, a las reinas en el Panteón de los Reyes de San Isidoro y a Sancha con el Cristo de Fernando y Sancha». Ese Cristo que se encuentra en el Museo Arqueológico de Madrid y que el escultor propone hacer una copia exacta que procesione bajo el palio de la virgen.

La Procesión de la Despedida contará con esta joya, digna de admiración, y que dará a la Cofradía del Gran Poder un motivo más para lucir con orgullo su pasión plateada.