El «milagro» del siglo Xii en Cillanueva

La Catedral de León elige como imagen para su cartel anunciador de la Semana Santa a un Cristo que necesitó de una profunda restauración para rescatar su trazo original y que fue modificado en la Baja Edad Media

Imagen del Cristo que anuncia el cartel de la Catedral de León. / Noelia Brandón
RUBÉN FARIÑASLeón

La Catedral de León ha seleccionado una pieza románica de su museo para ilustrar el cartel anunciador de la Semana Santa 2019.

La imagen, restaurada por Marta Eva, es un fiel reflejo de la evolución de la espiritualidad en la Baja Edad Media, cuando le incorporaron las llagas de la pasión, entre ellas la del costado por la que emanan siete gotas de sangre representando los sacramentos de la Iglesia.

También incorporó la corona de martirio, la cruz fue repolicromada, al igual que el propio Cristo, y hubo que buscar la traza con microscopio hasta localizar que la pieza data del siglo XII y que es obra de la misma mano que esculpió el Cristo de Vallejo.

El director del Museo Catedralicio, Máximo Gómez Rascón, ha explicado esta talla que tiene forma de Cristo románico, que está entronizado en la cruz, que no sufre, no tiene sangre, y tiene una corona real, e incluso los pies se posan sobre un supedanio para estar más relajado.

La restauradora considera que lo que ha llegado hasta esta época es «un milagro» porque «viniendo buscándonos desde tan lejos, lo más normal es que se perdiera por el camino con todos los avatares históricos por los que habrá pasado; pero aquí está, gracias al pueblo que lo conservó y aquí lo tienen para todos y para siempre».

Gracias a unas catas que se realizaron en los ojos se encontró la policromía y los mapeos realizados en el Cristo indicaron que podía ser 'atacado' para eliminar lo que había a la vista y que no era el origen. «Ahora, ya retirado al culto, el valor que tiene el Cristo es documental, va a museo y esta alteración se puede respetar».

Este crucificado era el titular de la parroquia de los santos Justo y Pastor, de la localidad leonesa de Cillanueva.

El autor de la fotografía del cartel se inspiró en una vela y un foco de luz para crear esta imagen. «Cogí este Cristo, lo iluminé con una luz de una vela, por el ventanal entraba una luz azul, y eso es lo que veríamos si pudiéramos viajar en el tiempo y entrar por la puerta del monasterio del pueblo», apuntaba Juan Luis Puente.

Con esta talla, la Catedral de León comunicará sus actos litúrgicos de Semana Santa y pondrá en la calle una pieza que los vecinos del pueblo lograron salvaguardar y ahora reflejará el espíritu que marcó el paso de la historia en Cillanueva.