El último servicio de Cocinandos en la calle Campanillas

Juanjo y Yolanda recuerdan emocionados todo lo vivido en el local de la calle Campanillas en la noche en la que preparan su último servicio antes de abrir las puertas a los leoneses en el nuevo Cocinandos en la plaza de San Marcos

El equipo de Cocinandos prepara su último servicio. / Sandra Santos
I. SANTOSLeón

Quince años de ilusiones, de menús innovadores, de productos de la tierra y de estrellas Michelín. Quince años en los que Cocinandos ha disfrutado y ha hecho disfrutar de la mejor gastronomía con sello leonés en la calle Campanillas.

Juanjo y Yolanda preparan el último servicio con la misma ilusión que siempre, antes de cerrar las puertas de un local que les ha hecho vivir grandes momentos. «Por un lado cuando te pones a pensarlo es una pena… pero me entra el pensamiento de donde voy y se me olvidan todas las penas», explica Juanjo emocionado al recordar cuál será su nueva ubicación.

La plaza de San Marcos, será la nueva sede de la mejor gastronomía de la provincia de la mano de Cocinandos. Esta semana se ultiman los preparativos y el viernes abrirán las puertas, con un nuevo menú y el mismo cariño de siempre por sus clientes. «No queremos preparar un menú especial porque viene un crítico, un periodista o alguien famoso, para nosotros todos son clientes especiales». Por este motivo, ni habrá una degustación especial para la primera semana en la conocida Casa del Peregrino, ni hubo una en la última cena de la calle campanillas.

El último menú de la calle Campanillas

Los afortunados de disfrutar de la última noche de Cocinando en la calle Campanillas degustarán el mismo menú que los clientes de la semana. Una degustación de producto leonés acompañada como siempre por los vinos de la tierra: prieto picudo, godello, mencía y albarín.

Comenzarán con una espumita de garbanzo, gallega de garbanzo y un caldito con la proteína del garbanzo. «Continuamos con tres navajas, la gallega, la de León de puerro y la micológica», explica Yolanda. No puede faltar el plato de cuchara que en esta ocasión es una sopa de níscalos con brioche de tomillo.

Un ensalada cesar con perdiz escabechada y zanahoria escabechada, dará paso al pescado. En esta ocasión será una raya de Galicia, ajada con algas. «Seguimos con un poco de caza», añade Juanjo, « con un ciervo asado con castañas, patata y trompetas de los muertos».

Para finalizar se pudo degustar una manzana cocinada al vacío y rellena de queso de crema y un tatin tai de mango con esferas de aroma tailandés y acompañado con helado de jengibre.

El último menú de Cocinandos será recordado por sus clientes, pero Juanjo y Yolanda insisten en que está preparado con el mismo cariño que cualquiera de los anteriores. Esta noche sus invitados descubrirán que fueron los últimos en cerrar el local donde Cocinandos recibió por primera vez la Estrella Michelín.

Yolanda se emociona al recordar todo lo que la pareja ha vivido junto a su gran equipo de Cocinandos entre esas paredes, «cerrar esto donde han pasado tantas cosas… con mucha emoción».

Una pequeña parada en un día frenético en la que los cocineros leoneses piensan que el momento de cerrar se acerca, pero todo ello desaparece en cuanto se apaga la cámara de leonoticias. Juanjo, Yolanda y todo su equipo se mueven sin descanso para que esta noche sea, como siempre, una velada inolvidable para los últimos clientes del Cocinandos de la calle Campanillas.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos