Una mañana para el recuerdo sincero

Los leoneses acuden al Cementerio de León a honrar la memoria de sus familiares fallecidos en el día de Todos los Santos, en una mañana para el cariño y la memoria

Un hombre pasea por el Cementerio de León el día de Todos los Santos. / Inés Santos
NACHO BARRIO León

El tiempo respetó en una mañana para el recuerdo. Es el día de Todos los Santos, una fecha ineludible en la que los leoneses volvieron a cumplir con la tradición de acudir al Cementerio de Puente Castro.

Allí, familiares y amigos recordaron momentos y vivencias con los que ya no están, en una mañana de sincero cariño.

Miles de leoneses se acercaron hasta el camposanto en un continuo ir y venir de personas y vehículos, que provocaron intensas colas en los accesos. Y es que cerca de 40.000 leoneses acudieron al cementerio con el fin de guardar sentido recuerdo a aquellos que dejaron un vacío difícil de llenar.

Flores, centros y ramos depositados sobre lápidas y nichos, en un gesto necesario para los que siguen en este mundo. Claveles, crisantemos, margaritas y demás variedades florales honraron la memoria de los que ya no están en cada rincón del cementerio.

Con una sencilla oración o con tiempo de silencio, el primero de noviembre volvió a servir para tener presente y traer a la vida a aquellos que formaron parte de los días y noches de todos nosotros. Ellos que ya descansan, los que no sufren los vaivenes del día a día y los que este jueves se rememoran con motivo del Día de Todos los Santos.

Contenido Patrocinado

Fotos