https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Un paseo por el mundo más vintage

El Palacio de Exposiciones de León vuelve a convertirse en el escenario de la Feria de Desembalaje de Antigüedades, una muestra de decoración vintage y retro con multitud de objetos para los amantes del coleccionismo, que llega a su segunda edición avalada por el gran éxito de la primera muestra

Un conjunto de mesa y sillas expuesto en la Feria de Desembalaje. / Sandra Santos
I. SANTOS
I. SANTOSLeón

Los amantes de lo retro, lo vintage y los coleccionistas de antigüedades están de enhorabuena. El Palacio de Exposiciones de León acoge la segunda edición de la Feria Desembalaje.

Más de 50 expositores llegados de todas las partes de España, así como de Francia y Gran Bretaña llenan las instalaciones del recinto ferial en una segunda edición que tiene como objetivo consolidarse en la agenda de los amantes de las antigüedades.

La organización del evento recuerda que la Feria se compone de «52 puestos con toda clase de objetos, lo único que tiene que cumplir es que tenga como mínimo una antigüedad de 40 años». Así lo explica José María Camps, quien recuerda que entre los objetos que se pueden adquirir «también hay algunos de más de 100 años».

El éxito de asistencia del pasado año pasó por más de 7.000 personas que visitaron la Feria de Desembalaje de León. Desde la organización esperan que los número no bajen en esta ocasión, aunque saben que será difícil «ya que la pasada feria fue el primer evento que se celebró en este magnífico Palacio». Pero José María Camps espera que sobre todo que los visitantes disfruten de cada expositor.

Camps desea que «el público salga con una sensación de feria, como yo digo, que hayan podido comprar algo, que hayan visto lo que estaba buscando o que algún objeto les recuerde a su infancia».

Gran variedad

Piezas de muy variados precios y para todos los gustos. Desde mesas y menaje del hogar a esculturas de diferentes tamaños, pasando por verdaderas obras de arte. Miles de objetos que seguro enamorarán a los visitantes que tendrán donde escoger.

José María Camps destaca que «la característica importante de la Feria es que hay piezas para todos los bolsillos», el organizador explica que él ya ha visto un pequeño libro de cocina «que cuesta sólo 20 euros», pero insiste en que hay muchas piezas por uno y dos euros «y también las hay de algunos miles de euros».

La segunda feria de Desembalaje de León se abre al público todo el fin de semana, un espacio en el que disfrutar y tal vez recordar historias gracias a las miles de antigüedades que allí se exponen.