Nuevos aires, mismo espíritu

María Victoria Seco asume la presidencia de Cruz Roja Española en León con la formación y la transformación digital como objetivos prioritarios

María Victoria Seco, durante su intervención en el acto de toma de posesión como presidenta de Cruz Roja León. / Vídeo: Inés Santos | Imagen: Peio García
daniel melcón | ical
DANIEL MELCÓN | ICALLeón

Con las altas temperaturas como invitadas a la cita, Cruz Roja León ya tiene nueva presidenta. María Victoria Seco ha tomado posesión de su cargo en un acto organizado en la sede leonesa de la institución.

La cita, que contó con una amplia representación política, social e institucional de la capital y la provincia, sirvió para conocer por dónde irán las líneas maestras de Seco al frente de una Cruz Roja que abarca un buen número de realidades en el territorio.

En su intervención, aplaudida por los asistentes, defendió que la formación y educación de las personas refugiadas es «fundamental» para facilitar su acceso al mercado laboral, así como la transformación digital «para para ofrecer una teleasistencia como corresponde a los tiempos que se viven».

En el comienzo de esta nueva etapa estuvo acompañada de su antecesor en el cargo, José Ignacio de Luis Paez, cuyo trabajo le lleva ahora a Segovia tras una trayectoria de más de 30 años en León, Palencia y Valladolid.

Seco quiso agradecer al presidente autonómico de Cruz Roja Española en Castilla y León, José Varela que haya pensado en ella, algo que supone «un halago, un honor y un privilegio» por «poder dirigir una organización del prestigio y de la calidad en la prestación de los servicios a los más necesitados» con un equipo de 109 personas en toda la provincia, junto con casi 3.000 voluntarios y más de 17.000 socios que «hacen que cada día se haga realidad la atención a todas aquellas personas que acuden a las instalaciones pidiendo auxilio».

La nueva presidenta de Cruz Roja Española en León recordó la labor de la institución con las personas refugiadas, para lo que tiene encomendado junto con la Asociación Comisión Católica Española de Migración y la Obra Hospitalaria San Juan de Dios la atención a todos los refugiados que llegan a España y que en el caso de León ha permitido acoger a 99 personas de países como Siria, Ucrania, Venezuela y Colombia.

Así, en esta nueva etapa al frente de Cruz Roja Española en León, Seco aseguró que le gustaría incidir en la formación y educación, ya que «hay muchísimos jóvenes que acuden solicitando empleabilidad», por lo que «formar a los refugiados es importante para que accedan al mercado laboral».

Además, como directora de Telecomunicaciones, puesto que aún ostenta, María Victoria Seco abogó por la implicación con las nuevas tecnologías y con el proceso de transformación digital que está ofreciendo Cruz Roja «para ofrecer una teleasistencia como corresponde a los tiempos que se viven» a través de «la sensorización de los hogares de los mayores, especialmente en el medio rural, para que puedan vivir en sus casas durante más tiempo y más controlados por parte de los servicios sanitarios y las familias».