Guerreros entre barro y agua

La Tamarica Warrior de León ha sido un éxito de participación, donde los más de 300 guerreros llegados de diferentes puntos de España han disfrutado del recorrido de 6 kilómetros a las orillas del Bernesga en León

Uno de los participantes en la Tamarica Warrior. / I. S.
I. SANTOS
I. SANTOSLeón

Los reyes de los obstáculos han logrado la cima en León. La Tamarica Warrior ha contado con más de 300 participantes llegados de diversos puntos de España dispuestos a dejarse la piel en León.

Un recorrido de seis kilómetros y medio que ha discurrido por las orillas del río Bernesga hasta la zona de la Candamia y que ha contado con tirolinas, fosas de agua, rampas, equilibros y así hasta un total de 25 obstáculos.

Una carrera que ha contado con el leonés Miguel Pinto, subcampeón de España y que ha cruzado la línea de meta en apenas 39 minutos. Aunque en Tamarica Warrior el tiempo no es lo más importante, ya que algunos participantes llegados de Extremadura, Navarra, Madrid o Galicia cuentan con un gran nivel. Mientras que otros muchos han disfrutado de una competición diferente, divertida y en la que el equipo es la base de la carrera llegando a finalizarla incluso a las dos horas.

Varios momentos de la prueba.

El bombero leonés que pronto se enfrentará a los mejores en el Campeonato de Europa en Polonia aseguraba que «el recorrido por el río es muy bonito», aunque también reconocía que «correr en León, en casa, siempre es agradable».

Entre barro, paja, agua y mucho calor los participantes han finalizado una prueba tan complicada como divertida y a la cual le siguen los 'juniors', los que serán los verdaderos guerreros de la Tamarica Warrior del futuro.