Un grito de basta contra un dolor diario

Este viernes se celebra el Día internacional de la fibromialgia y del síndrome de fatiga crónica con el que los afectados han pedido una unidad multidisciplinar para tratar la enfermedad en Castilla y León

Mensaje reivindicativo presente en la concentración.
N. BRANDÓNLeón

Dolor, ansiedad, rigidez, dolor de cabeza, sequedad de ojos…. Son solo algunos de los síntomas de la fibromialgia. Una enfermedad desconocida, causada por la disminución de las sustancias que regulan esas sensaciones.

Se calcula que entre un 0,3 y un 0,5% de los leoneses, unas 3.500 personas, padecen esta enfermedad que no tiene un tratamiento curativo. La asociación leonesa de afectados por esta dolencia ha celebrado este viernes el Día internacional de la fibromialgia y del síndrome de fatiga crónica con la lectura de un manifiesto en Botines donde han reivindicado una unidad multidisciplinar para paliar los efectos de la enfermedad. «Necesitamos una unidad multidisciplinar, si no es en León, en Castilla y León, donde tengamos varios especialistas que nos puedan atender, porque nos derivan a especialistas que no tienen nada que ver», ha incidido la presidenta de la asociación Pasión Cadenas.

Pasos hacia atrás

Ahora, sienten que han retrocedido en sus conquistas, después de la publicación de una guía que vuelve a relacionar estas enfermedades con un origen psiquiátrico y que para los afectados supone la pérdida de dignidad que se merecen dentro del Sistema de salud.

«Volvemos a estar en un cajón desastre, cuando nuestra realidad es un día a día con sentir dolor generalizado en todo el cuerpo. El sueño no es reparador y tenemos hormigueo en las extremidades. Sí es cierto que puedes acabar en una depresión por lo mal que te sientes, peo no es una enfermedad psiquiátrica», tal y como relata Pasión Cadenas.

Por todo ello han gritado basta y piden que puedan guardar sus fuerzas para luchar contra su enfermedad y no contra molinos de viento que vuelven a reconstruirse cada vez que los derriban.