¿Cuántas piedras hay en la plaza del Grano?

Los hermanos Seoane lideran una «demostración» de cómo debería haberse remodelado la Plaza del Grano por el método tradicional | «Como haya una gota fría, nos quedamos sin plaza», señala José Andres Seoane

Una voluntaria hace la demostración de cómo deberían haber sido colocadas las piedras de la plaza del Grano por el método tradicional. / Inés Santos
Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

No hay mejor manera de protestar y de tratar de mostrar cómo debe hacerse algo que ponerse manos a la obra. Esto es lo que han hecho este miércoles un grupo de leoneses, encabezados por los hermanos Seoane, en la plaza del Grano. Estos hermanos fueron lso encargados de remodelar esta plaza en 1989 y critican que en su última reparación no se ha utilizado el método tradicional que ellos usaron.

«Desmontamos la plaza piedra a piedra, a mano, primeros las líneas de caída de agua y lo que desmontábamos un día tenía que quedar colocado ese mismo día», señala.

A la Plaza del Grano actual le falta un 20% de piedra. Es la conclusión a la que han llegado José Andrés y Pelayo Seoane, los restauradores de esta zona de la ciudad en 1989.

Ambos coinciden en que la restauración actual, cuya necesidad no se discute, no ha suplido al cien por cien las carencias que tenía la conocida plaza.

Este miércoles ambos han realizado una demostración sobre cómo debería haberse realizado la restauración de la plaza. Bajo su criterio la mezcla utilizada de tierra y cal no ha sido la adecuada y de ahí algunos desprendimientos de piedra y la falta del conocido 'verdín' de la zona.

La llamada de 'Gila' al alcalde

Con ironía, han hecho una llamada desde el 'teléfono de Gila' al alcalde de León, Antonio Silván, que había sido invitado al acto pero no acudió al mismo.

El «error» en el cálculo de la masa a emplear y la utilización de menos piedras de las necesarias han dado lugar a un resultado final que bajo su criterio «no es el adecuado».

Bajo su criterio y en el punto actual en el que se encuentra la plaza la única solución que se podría tomar sería añadir piedra de menor tamaño en aquellas zonas más despobladas.

Soluciones

José Andrés y Pelayo Seoane han realizado en una zona de madera de dos metros por dos metros ante los asistentes al acto de esta jornada la colocación del empedrado tal y como debería haberse situado en la reforma actual.

El problema, según los hermanos Seoane, no solo que el empedrado sea muy «ralo» y que «como venga una gota fría, nos quedamos sin plaza». El principal error está en la base de la plaza: «puede que drene, pero no chupa el agua como la tierra».

Estiman que en tres años, habrá que realizar una actuación similar a la de esta primevera y «se volverán a gastar 600.000 euros». «Nosotros propusimos hacer una hacendera que costaría unos 10.000 euros, el gasto de traer el material», recuerda.

El Ayuntamiento colocó «todas las piedras, una a una»

Mientras desde el Ayuntamiento de León se mantiene que el resultado de la obra responde a los criterios de los técnicos municipales y que los mismos respetaban la situación anterior de la propia Plaza.

El consistorio ha recordado que durante el proceso de modernización se procedió a la recolocación de los 150.000 cantos rodados que conformaban la Plaza «en lo que solo se puede calificar de trabajo profesional, minucioso y realizado con el mimo imprescindible para el mantenimiento de la estética y la naturaleza tradicional de la plaza».

La reforma actual de la Plaza del Grano es la segunda en importancia en la misma tras la realizada por Seoane. Durante las catas previas a la última actualización' se detectó un pavimento anterior datado entorno al siglo XVII y ubicado 30 centímetros por debajo del actual.