Aprendices de 'cazurro'

Los estudiantes internacionales de la Universidad de León llegan al Ayuntamiento de la capital, donde han sido recibidos por el alcalde José Antonio Diez, que les animó a empaparse de la cultura e historia leonesas

Foto de familia de la recepción de los estudiantes en el Ayuntamiento. / Sandra Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Hay que reconocer que cumplen. La cita, marcada para las 9:30 horas, estaba en rojo en sus agendas y ya esperaban muchos minutos antes a la sombra de Botines. Una vez llegó la hora, llenaron el salón de plenos del Ayuntamiento de San Marcelo. Con la alegría propia del que empieza algo nuevo y con la cara reflejando una frescura que sorprende.

Las experiencias van sumándose poco a poco y van siendo, sin quererlo, cada vez más 'cazurros'. Son los erasmus y los estudiantes de movilidad internacional de León. Nuevos habitantes que descubren paso a paso las bondades de esta tierra en todos los sentidos, no solo en el festivo.

Este miércoles la cita estaba en el Ayuntamiento de León, donde han sido recibidos por el alcalde de la capital, que les animó a empaparse de la ciudad. Y parece que están en ello.

«Quería mejorar mi español y pienso que aquí se habla muy bien castellano», aseguraba Amina, una de las pioneras de un novedoso intercambio entre la ULE y Bosnia.

Los estudiantes tienen inquietudes variadas pero todos llegaron por la oportunidad que suponía León para su currículum. Y la apuesta no defrauda. «La experiencia espectacular y se ven bastante marcadas las diferencias, aquí son más pausados», afirma Waldi José, de Colombia. Apoya sus palabras Edmond, de Perú, que aplaude a la capital. «La ciudad es muy limpia y la universidad está muy cuidada y es muy grande».

José Antonio Diez les explicó la pujante historia de León y su reino, recordando que esta tierra es cuna del parlamentarismo. El alcalde les invitó a que tomen parte activa en la ciudad, en la que ya se sienten totalmente integrados.

«La gente está siendo muy amable, el otro día un señor de avanzada edad nos indicó una dirección y vino con nosotros hasta donde queríamos ir, los españoles son gente super espectacular».

Un año o medio curso para sacarle todo el partido a la experiencia leonesa, aunque la noche sigue sorprendiendo a todo el que llega.

«La cultura nocturna es algo nuevo para mí, en mi país no hacemos eso», confesaba la bosnia Amina.

Que sea buen año. Bienvenidos a León.