https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Alerta en León por 'frío polar'

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) alerta de temperaturas de hasta -8ºC en todas las provincias de la comunidad excepto en Palencia | Esta previsión de frío intenso se mantendrá entre las 00:00 horas del día 4 hasta las 10:00 horas del día 5 de enero

La alerta por intensas heladas afecta de forma especial a la provincia de León./
La alerta por intensas heladas afecta de forma especial a la provincia de León.
LEONOTICIASLeón

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado este jueves de la previsión de temperaturas de hasta -8º centígrados en todas las provincias de la comunidad, salvo en Palencia. Esta previsión de frío intenso se mantendrá entre las 00:00 horas del día 4 hasta las 10:00 horas del día 5 de enero.

Ante este boletín de nivel amarillo de la Aemet se aconseja adoptar las siguientes medidas:

Si es imprescindible viajar por carretera en las zonas con mayor previsión de riesgo, debe llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo.

Infórmese de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extreme las precauciones, revise el vehículo y atienda las recomendaciones de Tráfico.

Revise los neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina.

Es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y cargador de automóvil.

Consejos

Si está atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, no intente resolver la situación por sí mismo, trate de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia.

Interésese por las personas mayores y enfermas, y aquéllas que vivan solas o aisladas.

Aludes o avalanchas

Ante el riesgo de aludes, las estaciones de esquí, emiten boletines diarios sobre el riesgo de avalancha. Respete sus indicaciones y no salga de las zonas controladas.

Favorecen las avalanchas, grandes nevadas o bruscos aumentos de temperatura. Si nota que se hacen grietas largas según avanza con tu tabla, el riesgo es muy alto.

Realice la primera parte del descenso con giros amplios, y luego vaya dirigiéndose progresivamente hacia un lateral. Así, si se desprenden placas, el riesgo de que le alcancen será menor.

Evite descender por cañones o depresiones e intente descender por la cima o ruta más elevada. Las zonas con pinos tienen menos riesgo de aludes.

Evite cortar placas con diagonales muy largas. Si lo ha realizado, evite descender por debajo de la diagonal que ha creado.

Mayores

Es importante saber qué medidas se deben tomar para prevenir y evitar los efectos adversos que pueden provocar las bajas temperaturas, sobre todo en los mayores, debido a la alta vulnerabilidad que presentan ante las difíciles condiciones climáticas de estos meses invernales.

Cuidado con la calefacción: es importante usar calefactores que estén homologados, mantenerlos al menos a un metro de distancia de artículos inflamables y hacer una revisión antes de su uso. La utilización de métodos poco seguros de calefacción pueden provocar una intoxicación por monóxido de carbono o incluso provocar incendios.

Aumentar la ingesta de alimentos proteicos: aumentar la ingesta de carbohidratos y alimentos proteicos ayudará a las personas mayores a mantener el calor corporal.

También es recomendable aumentar la ingesta de cítricos que son ricos en vitamina C y que refuerzan las defensas.

Salir de casa durante las horas de luz: es recomendable salir de casa durante las horas del día, cuando la visibilidad es alta y la temperatura ambiental más suave, se trata de evitar caídas provocadas por placas de hielo que pueden producir una fractura de huesos o problemas de respiración causados por el aire frío.

Ropa de abrigo

Adaptar la indumentaria al invierno: abrigar los pies, la garganta y la cabeza (por esta última se escapa una cuarta parte del calor corporal) y vestir con varias capas de ropa fina ya que, forma cámaras de aire aislante entre ellas.

Evitar los cambios bruscos de temperatura: en el hogar es recomendable ir convenientemente abrigado y tener la calefacción entre los 18 y los 20 grados para evitar cambios bruscos de temperatura cuando se sale a la calle.

Mantenerse activo: debido a las bajas temperaturas puede costar más salir de casa, lo que existe el peligro de una inmovilidad excesiva. Esto causa que las articulaciones y los músculos que no trabajan se endurezcan y se atrofien, lo que puede conducir a una torpeza progresiva. Es recomendable realizar tareas domésticas, practicar «hobbies» y actividades de ocio como forma de mantener una actitud positiva y activa, además de conservar un buen estado de ánimo.