El 'irreverente' Saúl Ordóñez visto por los suyosSaúl Ordóñez, visto por su 'gente'

El 'irreverente' Saúl Ordóñez visto por los suyos

Atletas, rivales, amigos y entrenadores del deportistas de Salentinos relatan a leonoticias como vivieron el bronce de Saúl Ordóñez, sus impresiones sobre el mediofondista y hasta dónde creen que puede llegar

DANI GONZÁLEZLeón

Humilde, trabajador, constante y 'algo loco'. Ese es Saúl Ordóñez, un joven berciano que un día, en Salentinos, su pueblo, conoció el atletismo. Con ocho años comenzó a participar en carreras, en concreto en una solidaria organizada por el colegio de Páramo de Sil. Y descubrió que era lo suyo.

Siguió su camino, entrenando en distintos clubes pero siempre en casa, en El Bierzo, junto a Chus Alonso, su primer mentor. Los calificativos de trabajador y constante no llegan de la nada, y es que el berciano entrenaba cuando podía. En invierno, cuando caía el solo, que siempre era pronto, no dudaba en vestirse de corto y salir a los caminos de Salentinos, muy fríos, para entrenar. Ni la lluvia ni las bajas temperaturas le pararon.

Nunca se puso grandes objetivos en su horizontes, pero tampoco techos. Porque los que le conocen dicen de él que «no tiene miedo ni respeto, en el buen sentido de la palabra, a nadie». Ordóñez jamás mira el palmarés ni el DNI del que tiene delante, simplemente se fija en sus piernas y «sigue sombras», como él mismo ha descrito en más de una ocasión.

En Birmingham, logró su primer gran éxito como atleta internacional sénior con solo 23 años. En Tallin (Estonia), en 2015, ya dio la sorpresa coronándose subcampeón europeo sub23. Pero ahora ha ido más lejos: ha dado el 'bombazo' en el Mundial indoor de Birmingham con un bronce que, asegura, «sabe a oro». Y muchos de los que le conocen señalan que no les sorprendió demasiado conociendo su carisma y que esto puede ser el inicio de una carrera repleta de éxito. Esto es lo que piensan de Saúl Ordóñez rivales, compañeros, amigos y entrenadores.

Contenido Patrocinado

Fotos