Juanjo y Yolanda, la receta del éxito

El alcalde de León recibe a los dos matrimonios que están detrás del Restaurante Pablo y Cocinandos, los dos establecimientos que presumen de una Estrella Michelín y que «iluminarán el camino a otros profesionales de la gastronomía leonesa»

Juanjo Peréz y Yolanda León (Cocinandos), Juanjo Losada y Yolanda Rojo (Restaurante Pablo) y el alcalde de León, Antonio Silván. / S. Santos
A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Si hablamos de León y fogones, la combinación de Juanjo y Yolanda es sinónimo de éxito. Porque aunque sea una divertida pero mera casualidad, la realidad es que dos parejas de 'Juanjo y Yolanda' permitente a León brillar con dos estrellas Michelín.

«El día que les dieron la estrella fuimos a registrar nuestros nombres», bromeaba Juanjo Pérez (Cocinandos) ante los medios de comunicación en el marco de un encuentro que han mantenido con el alcalde de León, Antonio Silván.

Pero qué sencillo sería que esa casualidad fuese la receta de su éxito.

Sin embargo, hablar de Cocinandos y Restaurante Pablo es hablar de constancia, trabajo, saber hacer, producto y calidad, todo ello conjugado con innovación y técnica, una receta que les ha permitido lograr la máxima distinción gastronómica a nivel mundial.

Un premio que saborea desde hace 9 años Cocinandos, que no oculta la dificultad y el nivel de exigencia que requiere mantener año tras año la estrella.

«Tu trabajas para que tu cliente disfrute pero nunca crees que te van a dar una estrella que es algo increíble. A partir de ahí, debes seguir haciendo disfrutar a tu cliente para ya tienes un 10% de tu mente pensando en mantenerla, cuidando detalles que no te daban igual pero que los dejabas pasar».

Ahora, señala Juanjo Pérez, debes cuidar todos los detalles porque los inspectores Michelin acuden al restaurante y «si te descuidas te dan una colleja bien dada».

A pesar de su experiencia en el paseo de la fama gastronómica, ni Juanjo ni su pareja Yolanda León no traen consejos para sus colegas del Restaurante Pablo, principalmente porque, con este reconocimiento, han demostrado estar haciendo bien las cosas.

«Son muchos años haciendo una cocina fantástica, cuidando los detalles, apostando por los productos de León y plasmando su cocina en los platos. Es lo que tienen que seguir haciendo. Si le han dado una Estrella Michelín es porque ha gustado y ahora cambiar lo que hacen es meter la pata. Hay que seguir evolucionando al ritmo que lo hacían».

Una nueva estrella

Durante ocho años y tras el cierre del Restaurante Vivaldi, Cocinandos brillaba sólo en el firmamento leonés. Ahora comparte esa luz con el Restaurante Pablo, donde aún siguen sin poder borrar la sonrisa que se dibuja al entrar en el prestigioso círculo de los Michelín.

«Estamos muy contentos aunque creo que hasta que no durmamos bien no vamos a asimilar este premio. Llevamos cuatro días muy ajetreados pero muy contentos y felices», confesó Juanjo Losada, que, junto a su mujer Yolanda Rojo, sigue saboreando los primeros días de un premio por el que llevaban años luchando y trabajando.

Una premio que, de alguna manera, es de todo León. Así lo señaló el alcalde, Antonio Silván, que no pudo ocultar la satisfacción de presumir que León sea la única capital de Castilla y León con dos estrellas Michelín, convencido de que los cuatro iluminarán el camino a otros profesionales de la gastronomía leonesa.

«Cuando hablas de gastronomía siempre quieres calidad y excelencia, dos cualidades que representan Cocinandos y Restaurante Pablo que han contribuido a hacer de León y que trasladan la bandera de su tierra allá donde van», señaló Silván.

Una bandera que, en ambos casos, está para chuparse los dedos, que es mucho más que alta cocina, que es una explosión de sensaciones y un viaje por el mundo de los mil y un sabores de la mano de Juanjo y Yolanda.