Seis tesoros con corazón de corchea

El archivo de la Catedral de León se abre por primera vez en ochenta años a seis composiciones musicales para órgano de seis compositores diferentes con Cristobal Halffter a la cabeza

El archivero de la Catedral estrecha la mano de Cristóbal Halffter. / Noelia Brandón
NACHO BARRIO León

La emoción le pudo cuando recordó a Marita, pero con la fuerza que le dieron sus compañeros y con la seguridad que tiene el que sabe que está haciendo algo único, Cristóbal Halffer explicó por qué estaban hoy en la Sala Capitular de la Catedral de León.

Ochenta años llevaba la Pulchra Leonina sin ver la entrada de ningún manuscrito a su archivo... hasta la mañana del jueves. Seis nuevas composiciones han pasado a formar parte del tesoro de la seo leonesa, en un esfuerzo por mantener la pasión por la música de órgano y la cultura propia.

En un acto en el que estuvo presente el alcalde de León, Samuel Rubio abrió la cita mostrando los tesoros con los que ya contaba el archivo antes de que se produjera la entrega, e incluso interpretó una de las piezas guardadas.

Con el recuerdo siempre presente de Marita, la mujer de Cristobal, los compositores fueron entregando sus partituras al archivero, exaltando el peso de la música de órgano. Así, cada compositor bebió de las influencias que tuvo a bien, ayudando a mantener el pulso a la música religiosa.

Una huida de la ola de vulgaridad que viven estos tiempos, en un generoso gesto que contribuye a hacer más grande la cultura que guarda la Pulchra Leonina.