Gamoneda, de viva voz

Sorprendido por el resultado, el maestro Antonio Gamoneda presenta junto al escritor Antonio Merayo y la pianista Marta Muñiz el libro 'Aún', una publicación en la que él mismo toma la palabra sonora

Antonio Gamoneda firma un ejemplar de su libro. / Inés Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Llegó más que puntual a una cita especial. Poco a poco se fue llenando la sala, le fueron pidiendo que firmara libros y charló con los admiradores que iban dejándose caer por la Biblioteca Pública.

Llegaba con la novedad debajo del brazo. Una novedad que le maravilla por no entenderla, que le cautiva por confirmar esa posibilidad de asombrarse durante toda su vida.

El maestro Antonio Gamoneda ha sido el encargado de presentar en la Biblioteca Pública de León el libro que bajo el título 'Aún' aborda la naturaleza de la poesía.

Ante un grupo de «amigas y amigos», el maestro comentó jocoso que «para mí es fascinante porque yo, como no entiendo las tecnologías, me hacen mucha gracia».

«Yo no defino la poesía, nadie se ha atrevido a hacerlo y los hay mucho más listos que yo»

«Yo no defino la poesía, nadie se ha atrevido a hacerlo y los hay mucho más listos que yo» Antonio gamoneda

Confesando que aún no ha escuchado el audio-libro, Gamoneda abordó su entender sobre lo que es la poesía sin llegar a definirla, ya que «eso no lo ha hecho nadie, nadie se ha atrevido y los hay mucho más listos que yo».

Un León «que no ha cambiado tanto»

Combativo y defensor de la cultura, Antonio Gamoneda presentó el libro junto a Antonio Merayo y la pianista Marta Muñiz, que puso su música al servicio del acto. Gamoneda, meses después de participar en la manifestación por el futuro de León leyendo el manifiesto, ve poca novedad en la provincia.

Un momento del acto.
Un momento del acto.

«Creo que León no ha cambiado demasiado y me gustaría equivocarme, pero no voy a decir nada para no escandalizar», declaró, añadiendo a renglón seguido que «espero que León y España consigan un estatus existencial mejor que el actual, ese es mi deseo».

Las letras dan paso a la voz en Aún con un Gamoneda que tiene mucho que contar utilizando la herramienta que sea precisa.