Magia made in América

El mago Rick Merrill, que apenas habla español, se entiende a la perfección con un público entregado que colabora en varias ocasiones con un espectáculo muy divertido

Una de las colaboradoras del mago. / Sandra Santos
INÉS SANTOSLeón

La ruta de la magia no para ni un segundo en León capital. Diferentes pases a lo largo de la ciudad asombran a pequeños y no tan pequeños en actuaciones sugerentes y singulares en algunos de los espacios más representativos.

El Palacio del Conde Luna es una de las paradas imprescindibles de esta ruta en la que las colas de la entrada ya predicen el éxito del espectáculo. El estadounidense Rick Merrill se presenta con un juego de monedas que en pocos segundos asombra a los asistentes y les saca la mejor de sus sonrisas.

El mago, que apenas habla español, se entiende a la perfección con un público entregado que colabora en varias ocasiones con él. Una pequeña recoge un regalo y vuelve a ocupar su sitio.

Te interesa

Rick realiza uno de los mejores espectáculos, esos que se observan a escasos centímetros de los ojos. Donde a la vista nada se le escapa, ¿o si? Es la magia que los leoneses pueden vivir cada tarde en varios pases en el Conde Luna.

Varios voluntarios más escogen seis cartas de la baraja, las muestran al público y las devuelven al taco del mago. Rick comienza el espectáculo y saca de entre toda la baraja la primera, otra de su bolsillo, la siguiente aparece pegada al zapato y así recopila las seis cartas mostradas. Entre el asombro y la incredulidad de los presentes.

Los clásicos trucos de magia con el corte de una cuerda y la composición de la misma en un solo trozo son más divertidos cuando Rick los realiza. Cada vez que pide un voluntario las manos al aire demuestran la diversión de los asistentes que no dudan en entregarle un billete de 20 euros firmado que el mago transforma en uno de cinco.

Otra joven voluntaria deja su firma en una carta y la devuelve a la baraja con la esperanza de que el mago consiga extraerla del taco, pero como en anteriores ocasiones la carta marcada con el nombre de Lucía aparece en todos los sitios donde Rick mete la mano.

Un pase de 20 minutos que a muchos se les queda corto, pero aún quedan muchos trucos e ilusiones en la capital leonesa para disfrutar hasta el 31 de diciembre gracias al Festival Internacional Vive la Magia.

Y finalmente el mago Rick se despide de este pase con un nuevo regalo, un globo con forma de perro. La pequeña que recibió el regalo al inicio del espectáculo se convierte en la manera de recuperar los 20 euros que Miguel ya daba por perdidos.

 

Fotos