Imanol Arias vuelve a la postguerra

Este viernes se estrena 'Sordo', un 'western' de Alfonso Cortés-Cavanillas ambientado en la España de la posguerra, en el que el actor leonés da vida al sargento Castillo en la España de los maquis | El resultado final ofrece trepidantes momentos

Imanol Arias, durante el rodaje.
María Gómez de Montis
MARÍA GÓMEZ DE MONTISLeón | Madrid

Tras la Guerra Civil, el régimen franquista se impone en España. Un grupo de maquis, liderados por los ficticios Anselmo (Asier Etxeandia) y Vicente (Hugo Silva), quiere revertir la situación y «reconquistar» España, pero su primera misión fracasa: Anselmo queda sordo y todos son capturados salvo él, que debe huir.

Así comienza 'Sordo', un 'western' de Alfonso Cortés-Cavanillas ambientado en la España de la posguerra, que se estrena el 13 de septiembre y cuyo reparto completan Imanol Arias, Marian Álvarez y Aitor Luna. Una historia sobre memoria, locura y, sobre todo, violencia, ya que, como recuerda en una entrevista a Efe Cortés-Cavanillas, es el relato «de una época muy dura» en España.

La cinta está basada en el cómic homónimo de Rayco Pulido y David Muñoz, que Cavanillas leyó hace diez años. Cuenta el director que la historia le obsesionó, y que nunca se planteó otro protagonista para la adaptación cinematográfica de la historieta que Etxeandia, al que conoció en su primera película: «Desde entonces era Anselmo», reconoce.

Maqui sordo

Por su parte, Etxeandia ha encontrado en el maqui sordo su primer papel protagonista absoluto en el cine, un personaje que, dice, es «el más bonito y más difícil» que le ha llegado.

Su experiencia con Anselmo ha sido tan envolvente que acaba de estrenar una canción con su grupo Mastodonte que formará parte de la banda sonora de «Sordo», «Simplemente perfecto».

Anselmo es un hombre que huye: por un lado, quiere escapar de si mismo, un fugitivo, solo y sordo que deambula por el bosque, y por otro, de su rencor contra el régimen franquista, personificado en la cinta por el Capitán Bosch (Luna) y el sargento Castillo (Arias), que le persiguen para acabar con él.

«Bosch representa la maldad, el matar como objetivo de medalla. Sin embargo, un sargento que lleva siéndolo desde los 29 no es militar: seguramente se vaya a casa y allí disfrute de tiempo con su mujer y su hija», explica Imanol Arias, que considera «muy divertido» que sea Aitor Luna, que acostumbra a interpretar papeles heroicos, quien interprete al 'hijoputa' de la película.

Sonido espectacular

«Es impresionante verle colarse en ese papel porque es un tipo gracioso, entrañable, y cuando se metía en ese monstruo era como ver una especie de exorcismo», ha bromeado el protagonista de «Cuéntame cómo pasó».

Los dos actores comparten «nombre vasco y apellido castellano» y un origen cercano -Arias es leonés y Luna, vasco-, lo que les ha llevado a «juntar su pasado en común». Ambos se sienten «muy agradecidos» por sus papeles en esta tensa película y destacan que el director haya entendido la historia «con un componente visual a lo grande».

Esa característica -junto a un montaje de sonido espectacular, a cargo de Daniel Rodrigo- es la que, en opinión de Arias, hace de «Sordo» un clásico cuya épica «trasciende a la guerra».

«Es un conflicto contemporáneo, solo que los personajes andan a caballo y la naturaleza está muy presente», ha explicado el actor.

La violencia en el ADN

Una opinión que comparte su compañero de rodaje, Hugo Silva (en la cinta interpreta al heroico maqui Vicente): «La guerra forma parte de nuestro ADN, está ahí, pero esta película puede llegar a ser universal. Va más allá del conflicto épico», asegura el actor.

Marian Álvarez interpreta a Rosa, la señalada esposa de Vicente, que lucha para sacar fuerzas por todos los compañeros muertos o encarcelados.

Un personaje, afirma Álvarez, que homenajea a «las mujeres, las heroínas del conflicto en la sombra», como lo era su abuela. Para la madrileña, este tipo de cintas «ayudan a entender a nuestras antepasadas», ya que nos ubican en el centro de sus problemas.