Villaceid, el pueblo que duerme bajo cero

La Asociación Meteorológica del Noroeste Peninsular lleva medio año emitiendo datos en directo y registrando las temperaturas y otros parámetros en una estación semiprofesional instalada en esta localidad de Soto y Amío | Durante 20 días consecutivos en enero se superaron los diez grados bajo cero y en 2009 se rebasaron los -25

Una parte de la estación meteorológica instalada en Villaceid. / Inés Santos
.R. FARIÑAS
.R. FARIÑASLeón

La frase de en León hay dos estaciones: la de invierno y la de tren, cobra más sentido en el corazón de Omaña.

La localidad de Villaceid, en Soto y Amío, bien podría recibir el honor de ser el pueblo más frío de España por número de días de helada e intensidad de las mismas.

Sus características climáticas tan peculiares han llevado a Javier Rodríguez a dejar registro de cómo el termómetro se desploma en este valle. «Aquí, por las noches cuando está despejado y el viento calma, las temperaturas se desploman. Aquí baja bastante más de lo que cuentan en los medios», asegura el presidente de Noromet, la Asociación Meteorológica del Noroeste, que trabajan en este área y emiten sus registros a través de su página web.

Para obtener sus resultados han creado una estación meteorológica profesional, que aporta datos automáticos, de plena validez, y que se pueden consultar en directo cada minuto.

La instalación tiene un sensor de temperatura, de humedad, de presión atmosférica, un pluviómetro para las precipitaciones, una veleta y un anemómetro. Con todo eso pueden tener las variables metereológicas de Villaceid. En este pueblo, el fenómeno de la inversión térmica provoca que el aire frío, que pesa más, se acumule en el fondo de la vega, lo cual se ve favorecido por una orografía propicia, como ocurre, por ejemplo, en las vegas de zonas comoel barrio bajo de Soto, Oterico, Riello o el propio Villaceid.

Los datos más peculiares

El Ayuntamiento puso todas las facilidades, una vecina cedió el terreno y los pocos habitantes que quedan en la comarca han mostrado gran interés por los datos y también su agradecimiento a este grupo de apasionados por la meteorología que han puesto su granito de arena. «Unos aportaron conocimientos técnicos, otros informáticos, otros de albañilería...; entre nosotros hemos hecho toda la instalación y el cercado».

La estación emite en directo desde hace medio año y, de momento, la temperatura más baja la ha registrado el 4 de febrero, con -16,4 grados. También es llamativo el periodo comprendido entre las últimas fechas de diciembre y la primera quincena de enero, en los que durante 20 días seguidos -salvo uno- se superaron los menos diez grados en este receptor.

La amplitud térmica es otro de los registros a destacar. En Villaceid se ha alcanzado una diferencia entre el día y la noche de 33,3 grados -el 5 de enero, hubo máxima de 17,5 grados y mínima de -15,8-. Y el 24 de octubre del pasado año la amplitud térmica llegó a ser de 35,4 grados -mínima -11,3 y máxima 24,1-, lo que lleva a Javier a asegurar que «no hay ningún pueblo en España con amplitudes tan importantes».

Anteriormente, desde finales del año 2013 un dataloger recogía los parámetros cada cinco minutos y en 2015 rozó los 19 bajo cero. Pero a buen seguro que esa no se la mínima de Villaceid. En 2009, se pudieron alcanzar los -25 grados con toda seguridad -ese día, en La Virgen del Camino se tuvo constancia de -15 grados, la tercera más baja desde que se recogen datos en 1938-.

Este grupo de aficionados han creado la asociación Noromet, formado por unas 25 personas, y que se encargan de instalar estaciones -con un precio de unos 1.300 euros cada una- por todo el cuadrante noroeste del país.

El objetivo es mostrar a todos las peculiaridades climáticas de cada territorio, poder comparar registros, monitorizar parajes y aseverar que en Villaceid el grajo tiene todo el derecho a volar muy bajo.