Pueblos sepultados por la nieve

La nieve no da tregua en las montañas leonesas y algunos pueblos ya registran más de 50 centímetros de espesor, como es el caso de la comarca de Valderrueda, donde vecinos y voluntarios trabajan duramente para poder realizar una vida con normalidad

Nevada caída en la localidad de Ferreras del Puerto.
S. FERNÁNDEZLeón

La llegada del invierno trae consigo la nieve, y con ella estampas que maravillan, al igual que multitud de planes y deportes que practicar en esta época. Pero este fenómeno metrológico también tiene su cara más amarga, la de pueblos sepultados que se mantienen incomunicados.

Vecinos y voluntarios se esfuerzan día a día por mantener las calles transitadas para poder realizar las tareas diarias. Aspectos como ir a por el pan, llegar al bar o acudir al puesto de trabajo es una tarea ardua y complicada en muchos de los municipios de la provincia de León.

La zona de Valderrueda, situada al noroeste de la provincia, es uno de los paraje que en esta época del año goza de una estampas dignas de una postal navideña, pero en la que vivir allí es una tarea complicada. En este enclave donde la despoblación es creciente y el envejecimiento de la población es constante no dan abasto para mantener las calles y las entradas a las casas limpias.

En muchos de estos pueblos, en los que habitan menos de una decena de vecinos, las quitanieves sólo llegan hasta la entrada de los mismos siendo los equipos de Protección Civil y los vecinos los encargados de quitar la nieve con palas, tractores y diferentes equipos ideados para limpiar las calles.

Los primeros copos de nieve del año ya han empezado a caer y las previsiones meteorológicas pronostican que durante meses la nieve descasará en este lugar en el que a pesar de las complicaciones para vivir, sus vecinos ya están más que acostumbrados a estos largos inviernos, en los que espesores de un metro de nieve decorán las calles de estos pueblos.

En las zonas la cordillera Cantábrica las nevadas volverán a ser intensas, y se alcanzarán espesores de hasta 30 centímetros en el caso de León. Esta inestabilidad ha llevado a al Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a activar las alertas, de color naranja en el norte montañoso, ante estas condiciones meteorológicas adversas.

 

Fotos