Las playas caninas de los leoneses

Leonoticias te ofrece un listado completo con los 21 espacios costeros de la zona norte de España en los que podrás disfrutar con tu mascota

Perros con su dueña en una playa.
MARINA ROJO

Cada vez son más los hogares españoles que añaden un miembro más a su familia, y no hablamos de niños, sino de mascotas. Este aumento de los animales de compañía ha llevado a hablar de que en algunas provincias ya hay «más perros que niños», pero esto no se ve reflejado en los servicios que tienen, ya que su presencia sigue estando prohibida en numerosos espacios de ocio.

Las cosas sin embargo están cambiando. Son 21 los espacios costeros situados en la zona norte del país. Asturias, Cantabria y Galicia ya cuentan con diferentes playas en las que haciendo un buen uso de las normas se podrá disfrutar con los perros.

Con la llegada del verano y el calor, las playas se llenan de gente que quiere darse un 'chapuzón' en familia, pero se encuentran con que su perro no puede. Por ello, desde leonoticias hemos querido hacer una recopilación de los lugares más cercanos a León en los que en todo momento podrás estar acompañado de 'tu mejor amigo'.

Asturias

Playa del Rinconín: es la más cercana a la ciudad de León, concretamente está a 1 hora y 42 minutos. La primera ciudad del Principado de Asturias en habilitar una playa canina fue Gijón. Se trata de esta, la Playa El Cervigón, en el Rinconín. La normativa permite además hacer uso de una zona en el parque de la misma, situado junto al arenal. Tener controlada a tu mascota, recoger los excrementos, no molestar a otros usuarios, llevar la cartilla y las vacunas al día serán las obligaciones de los dueños. Por otro lado si la raza del perro es potencialmente peligrosa deberá ir atado y con bozal.

Playa del Sablón en Blayas: ubicada en Castrillón y situada a 2 horas y 7 minutos, el área destinada a la zona canina son los últimos metros de la parte occidental, en los que el baño para personas está prohibido. Los perros atados, no molestar a los demás, recoger los excrementos, llevar la cartilla actualizada y bozal en el caso de ser raza peligrosa serán normas de obligado cumplimiento. Este año se han incluido mejoras como balizamiento con madera y cuerda, fuentes y duchas y aseos en el aparcamiento.

Un perro disfrutando de la playa 'El Rinconín', Asturias.
Un perro disfrutando de la playa 'El Rinconín', Asturias.

Cala Saliencia: a 2 horas y 10 minutos encontramos una zona situada en Cudillero en a que se puede acudir con tu mascota durante todo el año. Es una playa de difícil acceso y carente de servicios, por lo que no es muy popular entre los visitantes. Las normas serían las generales que se suelen dar en otras playas como el control de las mascotas, recogida de excrementos, no molestar, llevar la cartilla al día y bozal en el caso de que sean potencialmente peligrosos.

Hasta este año se podía disfrutar de la playa para perros de Sabugo, en Valdés. Esta zona de difícil acceso ha sido prohibida el 11 de julio de este 2019. La decisión se habría tomado por la cercanía de la misma a la Reserva Natural Parcial de Barayo, y por las quejas vecinales. Por lo tanto, permanecerá libre de perros durante este verano.

Cantabria

Arenal de Jortín: situada en Bezana a 2 horas y 33 minutos en coche encontramos una pequeña cala situada al lado de la playa de San Juan de la Canal. Poco más de 100 metros que en el año 2016 fue abierta a las mascotas durante el mes de verano. Control sobre la mascota, no molestar, recoger los excrementos, tener al perro censado, con microchip y cartilla de vacunas al día son las obligaciones, y si la raza es peligrosa el uso de bozal.

Playa del Madero: encuadrada en el pueblo de Liencres, perteneciente al municipio de Piélagos y a 2 horas y media de la capital leonesa, está situada la playa en una zona conocida como Costa Quebrada. Los dueños son los responsables de controlar a las mascotas, de los daños que puedan provocar, de recoger los excrementos, de llevar la cartilla al día y usar bozal en el caso de que sea una raza potencialmente peligrosa.

'Playa de La Maza' en San Vicente de la Barquera, Cantabria.
'Playa de La Maza' en San Vicente de la Barquera, Cantabria.

A la misma distancia encontramos la Playa de la Riberuca, en Suances. Una pequeña zona situada en la desembocadura del río Saja, con poca ocupación y oleaje, en la que las normas con las mismas que en el resto de playas caninas, control, recogida de excrementos, cartilla al día, no molestar y tener en cuenta la raza para ponerle el bozal.

La Playa de la Maza de San Vicente de la Barquera, situada a 2 horas y media, es una de las últimas playas caninas inauguradas en Cantabria. Conocida popularmente como la 'Playa de los Vagos' se caracteriza por la tranquilidad de sus aguas y su viento moderado. Las normas de obligado cumplimiento para disfrutar de un día en esta playa con tu perro son las mismas que en las anteriores.

En el caso de Cantabria encontramos otras cinco playas: Cala Cargadero Mioño, Playa Arcisero, Playa de Muelle Oriñon, Playa de Helgueras y la Playa El Puntal.

Galicia

En Barrieros, provincia de Lugo y a 2 horas y 48 minutos de León, se encuentra un arenal de difícil acceso que fue aprobado para uso canino en 2017 que es la Playa Punta Corveira. Este término es una continuación de la Playa de Lóngara en la que el control, la recogida de excrementos, evitar las molestias y llevar la cartilla y vacunas al día son las principales peticiones para sus dueños. Es la playa gallega para perros más cercana para los leoneses.

La Playa canina de Ares es una adaptación de la gran playa urbana del municipio, de la que se habilito el último trazo para disfrute de las mascotas. A 3 horas y 20 minutos se encuentra esta pequeña playa de oleaje tranquilo en la que las normas se basan en el control de las mascotas, recogida de excrementos, evitar molestias, llevar la cartilla y las vacunas al día y atar a los perros.

Dos perros disfrutando de una de las playas a las que tienen acceso.
Dos perros disfrutando de una de las playas a las que tienen acceso.

Playa Chapela: en el año 2016 el Ayuntamiento de Redondela, en la provincia de Pontevedra, aprobó el acceso de perros en verano a dos zonas de su litoral. Se trata de una pequeña cala ubicada en una zona en la que cuando hay marea alta, desaparece. Desde el consistorio aseguran que es imprescindible el cumplimiento de normas básicas, que son las mismas que en las anteriores. 3 horas y 44 minutos son los que la separan de la capital leonesa.

Playas da Foz y da Calzoa: situadas a 3 horas y 43 minutos de León, la ciudad de Vigo cuenta con estas dos playas desde el año pasado. A la izquierda de la desembocadura del río Lagares, con una longitud de 320 metros se encuentra A Foz. Junto a ella con unos 120 metros y muchas rocas, por lo que no es recomendable para perros pequeños, se sitúa A Calzoa. En esta zona están previstas mejoras en los servicios.

Las normas a tener en cuenta antes de ir allí con la mascota son las mismas que en el resto de playas gallegas.

En el caso de Galicia hay otras zonas destinadas al baño en las que los perros pueden hacer presencia, como son Arenal A Pobra Do Caramiñal, O Castelete, O Espiño, Playa de Cesantes, y Playa Cunchina.