Los 350 osos de la Cordillera Cantábrica 'estrenan' la primavera

La Fundación Oso Pardo destaca que las crías de segundo año avistadas ya en las montañas leonesas «están gorditas y lustrosas»

Una madre y su cría, hace pocos días entre Asturias y León./Fudanción Oso Pardo
Una madre y su cría, hace pocos días entre Asturias y León. / Fudanción Oso Pardo
M. M.Oviedo

La meteorología afecta de forma importante a la naturaleza. El tiempo tan benigno y durante tantas jornadas está provocando que los osos pardos de la cordillera Cantábrica, distribuidos en dos subpoblaciones (la occidental y la oriental ), salgan de su guarida tras hibernar durante el invierno. Las imágenes de osas jugueteando con sus retoños marcan el estreno oficial de la primavera. Y ya se les ha detectado.

Las crías de segundo año (nacidas en su mayoría en enero de 2018) «se encuentran en muy buen estado», según destaca la Fundación Oso Pardo. Los primeros ejemplares han sido avistados y grabados entre Asturias y León. En los vídeos se les ve junto a su madre buscando los primeros alimentos de la temporada o simplemente jugueteando.

Desde este colectivo aseguran que estos primeros ejemplares presentan un «magnífico estado de salud, estando gorditos y lustrosos», algo que ha sorprendido gratamente a la Fundación. La adjetivación sobre el aspecto saludable de los oseznos es de Guillermo Palomero, presidente de esta entidad.

El último censo, correspondiente a 2017, cifra en 41 las osas y 73 las crías existentes. En toda la Cordillera Cantábrica (Asturias, León y Palencia), esta especie de plantígrados alcanza los 350 ejemplares, tras detectarse en 2015 y 2016 hasta 40 osas con crías en cada uno de esos años.

Además, en los últimos años se ha detectado que no existe separación entre los núcleos oseros del oriente y del occidente, y que se ha producido intercambio de genes entre ambas comunidades de la cordillera Cantábrica. Un elemento que los expertos consideran muy positivo para la recuperación de la población de osos cantábricos.

Desde la Fundación Oso Pardo se destaca además el trabajo que vienen realizando en los últimos años para que se reduzcan los conflictos entre las actividades de los humanos y los osos.