Mañana de calor y sangre

Villadangos del Páramo recuerda su famosa batalla en la que Alfonso I de Aragón volvió a vencer frente a Doña Urraca

Un momento de la 'batalla'. / Sandra Santos
SANDRA SANTOS Villadangos del Páramo

Villadangos del Páramo ha vuelto a derramar sangre leonesa bajo el sol de agosto. Al menos, de manera figurada. La localidad leonesa ha vuelto un año más a revivir su historia con la recreación de la matanza vivida en su batalla, que enfrentó a Alfonso I de Aragón y a Doña Urraca.

La Plaza del Ayuntamiento ha sido este sábado el campo de batalla en una lucha teatralizada con la que dar inicio a un fin de semana plagado de actividades y recreaciones.

La batalla volvió a ser cruenta. A cara de perro. Corría el año 1111. En un lado, los hombres de Alfonso I. En el otro, Doña Urraca de León, su esposa, quien volvió a estar arropada por los aliados gallegos.

Un año antes Galicia estaba en manos de Alfonso, pero los aliados de Doña Urraca habían reconquistado Lugo y con dirección a León hicieron parada en el municipio que hoy recrea estos hechos.

Alfonso I, el batallador de Aragón, volvió a a tender una emboscada a la que un día había sido su mujer. La historia cuenta que las fuerzas de la reina no poseían más de 250 caballeros, mientras que el rey disponía de un ejército de casi 700 caballeros y 2.000 soldados de a pie dispuestos a dar su vida por Alfonso.

Arcos, espadas, palos y cualquier arma sirvió para intentar frenar al Batallador de Aragón, pero todo fue en vano. Tal y como recrean en Villadangos donde fieles a la historia, Alfonso I sigue venciendo de manera aplastante entre la expectación de los vecinos de la localidad.

Años más tarde el joven Alfonso volvió a Villadangos, para recordar al pueblo su sacrificio por el Reino de León y entregar así el pendón que hoy lucen con orgullo los leoneses de esta localidad, que un año más celebra sus fiestas en torno a la batalla.

 

Fotos