2.500 raciones de la mejor patata de Chozas

La localidad leonesa prepara el fuego y las mejores patatas de su cosecha para deleitar a los miles de leoneses y visitantes que se acercaron a su XIII Feria de la Patata

Las dos cocineras ultiman la cocción de los guisos. / I. Santos
I. SANTOSChozas de Abajo

Patata, carne de ternera «y muchas cosas más que hay que servir en su justa medida». Ese es el secreto que durante 13 años han seguido Soledad y Cari para elaborar los mejores guisos de patata para la feria de Chozas de Abajo.

Las dos cocineras al mando de las más de 15 ollas de patata no dejan de vigilar el proceso de cocción a fuego lento de los guisos de los cuales revelan los ingredientes principales, pero nada más.

Hablar de patata y fiesta es hacerlo de Chozas. La localidad leonesa volvió a disfrutar de su cita anual con el tubérculo más comido en todo el mundo. La XII edición de la Feria de la Patata congregó a miles de leoneses y visitantes que no quisieron perderse esta conmemoración y degustar el producto estrella en todos los rangos de edad.

Patata de bronce

Una feria que este año alcanza su XIII edición y en la que el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, ha sido reconocido con la patata de bronce. Momento en el que aprovecho para poner en valor la riqueza de los productos de la provincia leonesa, como la gran calidad de las patatas de Chozas.

Juan Martínez Majo insistió en su intervención en la necesidad de que «seamos los leoneses los primeros que tengamos que apostar por el futuro de nuestra provincia» y evitar, así, «dependamos de empresas que vienen de fuera y que luego nos pase lo que está ocurriendo en Villadangos» en relación al cierre de Vestas.

El sector agroalimentario, prosiguió, es «algo más que los números que aportan a nuestra economía. Es una forma de ser, de entender como son las personas».

Los pendones, los trajes regionales y la música también estuvieron muy presente en la Feria, donde un total de 2,500 raciones hicieron las delicias de los paladares que se acercaran hasta el campo de vuelo de Chozas de Abajo. Más de 1,000 kilos de patata, por supuesto de Chozas, y cerca de 300 de carne de ternera fueron los ingredientes principales en un menú muy leonés.

Fuera del pabellón, las carpas acogían casetas con más productos de la tierra. Donde la huerta de Chozas demostró que nada tienen que envidiar a la murciana y donde los asistentes pudieron disfrutar de una tarde diferente.

Contenido Patrocinado

Fotos