El centenario e imposible homenaje a la figura del leonés Juan Ferrero

Las previstas celebraciones para conmemorar el centenario del nacimiento del 'Mister universo profesional' Juan Ferrero en la localidad de Valderrueda se cancelan con polémica

Juan Ferrero./Tomás Abeigón
Juan Ferrero. / Tomás Abeigón
LEONOTICIASLeón

Corría el año 1918 cuando en la pequeña localidad leonesa de Puente Almuhey perteneciente al Ayuntamiento de Valderrueda, nacía el día 5 de abril de ese mismo año el que con mucho fue el gran referente del fisicoculturismo español, el genial Juan Ferrero.

Niño de constitución débil, delgada, achacosa y enfermiza, descubrió y sintió una gran atracción por el deporte y más concretamente por el mundo del gimnasio, siendo las pesas sus verdaderos juguetes de la infancia.

Ferrero en 1952 pasó a la historia del deporte mundial al conquistar en Inglaterra el primer título de la historia de 'Mr. Universo Profesional' de la federación NABBA, que es la competición más importante del mundo de éste deporte, al cual acuden atletas de todos los rincones del planeta.

Ferrero abrió así el camino a los más grandes fisicoculturistas que aspiraban o soñaban con inmortalizar su nombre y su persona dejándolos grabados en el 'Cuadro de Honor de los Vencedores'.

Personalidad magnética

Su físico de corte clásico y la personalidad magnética que lo caracterizaba, hicieron de él un deportista con una inmensa popularidad, que allá donde fuere captaba siempre la atención, y prueba de ello son las más de 30 portadas de revistas internacionales que ocupó.

De ahí que se le otorgará el máximo galardón de la Federación Española de Fisicoculturismo, el «NABBA Oro», por su centenario. Juan Ferrero se topó con un destino fatal en 1958 cuando falleció tras sufrir un accidente de automóvil que segó su vida a los 40 años de edad.

Ahora la comisión organizadora para la entrega de este galardón en su localidad natal Puente Almuhey (Valderrueda), lamenta que las trabas municipales hayan impedido el reconocimiento público a Ferrero.

Los organizadores lamentan la «miopía cultural» del alcalde Miguel Ángel Fernández Arias y le reclaman sensibilidad ante la hazaña lograda por un 'paisano' de la localidad un siglo atrás.

Lamento federativo

El secretario de la Federación Española José Manuel Fernández ha querido destacar de la figura de Ferrero, que «este competidor fue un ejemplo como deportista y como ser humano, pues hasta sus propios rivales se extendían en elogios hacia su persona». Por otro lado, hay que resaltar que «Ferrero rechazó propuestas de contratos de compañías de producción cinematográfica tanto italianas como estadounidenses, para no descuidar a su familia lo cual nos da una idea de su exagerado sentido de la responsabilidad».

Desde la Federación Española NABBA tanto su secretario, como su presidente, lamentan que «los responsables políticos del Ayuntamiento de Valderrueda no hayan tenido la sensibilidad suficiente para saber que Ferrero posee méritos más que de sobra para cualquier homenaje que se le quiera tributar».