El canto que lleva Sandoval a 1835

El Monasterio de Santa María de Sandoval recupera cada año los cantos gregorianos de los monjes de la Orden del Císter, que ataviados con el sayal blanco deleitan a los asistentes en un concierto de Vísperas en latín con el que recordar tiempos mejores del Monasterio

Imagen de uno de los cantos de este domingo en Sandoval.I. Santos
I. SANTOS
I. SANTOSLeón

Los cantos de Vísperas de los monjes vuelve a Sandoval.

Los muros de la Iglesia del Monasterio han sido testigos mudos del repertorio gregoriano de la Coral Gregoriana del Císter de Sandoval. Los veinte cantores ataviados con la capa de coro del Císter han vuelto a emocionar a los asistentes en un primer domingo coral.

Tras la recuperación del coro del monasterio por la asociación Promonumenta, Víctor Ferrero el promotor de la idea, pensó en la belleza que tendría recuperar también el coro de monjes que desde hace más de 180 años no eran escuchados en Sandoval.

Sólo hizo falta trabajo y voluntad. Y así desde 2005 como si se tratase de una ilusíon, veinte monjes vestidos del blanco sayal de la Orden del Císter, ocupan sus sitiales en el coro del Real Monasterio de Santa María de Sandoval para recrear el canto de las Vísperas en latín a los centenares de asistentes que cada primer domingo de mes se citan.

El coro restaurado de la iglesia románico-gótica verá la reencarnación de aquellos monjes que se llevó por delante la desafortunada desamortización de Mendizábal, que ensombreció el futuro de los antiguos colonos del monasterio.

Esos resucitadores del canto de la hora de Vísperas no son otros que un grupo de leoneses preocupados por el porvenir y la recuperación de este antiguo cenobio que desde este primer domingo de mayo hasta el mes de octubre deleitarán con sus cantos para recuperar un pedacito de la gran historia del monasterio.

Y así y con una posterior visita a lo que hoy son restos, de la panera, del palomar y de las celdas del Monasterio los leoneses y algunos amantes de la historia llegados de provincias vecinas conocerán y vivirán una experiencia de otra época.