Dulce lucha por la vida gracias a León

La perra fue atropellada y abandonada durante semanas lo que provocó la pérdida total de la sensibilidad en sus patas traseras, gracias a las donaciones de los leoneses ya ha sido operada y lucha por volver a caminar con normalidad

Dulce en brazos de una de sus veterinarias. / Noelia Brandón
INÉS SANTOSLeón

Un posible atropello y la falta de humanidad dejaron a Dulce arrastrándose por el monte durante semanas. Pero el destino, a veces, da segundas oportunidades y la suya está llena de cariño, cuidados y toda una ciudad pendiente de su estado.

Podría ser una historia más del abandono de un perro, pero en este caso un atropello dejó a esta pequeña perdida en un monte en la zona de Ribaseca durante semanas en las que la comida y el agua le faltaron, lo que agravó su estado de salud. La Asociación Protectora de Animales y Plantas de León recibió a Dulce en sus instalaciones una fría noche en la que las dudas sobre la mejor solución para la pequeña no se resolvían.

Los gastos de la Asociación cada vez son mayores y este caso podía hacer ‘peligrar el futuro del resto de animales de la protectora. Pero cuando Dulce les miró lo tuvieron claro «una cachorrona llena de vida, alegre, con ganas de vivir, que nos pedía ayuda a lametazos», relataron en el Facebook de la protectora los voluntarios que la recogieron.

«Quizás estemos locos, pero ella nos pedía a gritos que quería vivir y para eso estamos». Y con esta reflexión no lo dudaron más y se pusieron manos a la obra. Una publicación en las redes sociales y León entero se volcó con esta pequeña. Más de 5.300 euros llegaron a la cuenta de la Protectora para costear la operación y los tratamientos posteriores que lo están haciendo posible.

Unas semanas vitales

Las primeras semanas son muy importantes y está siendo tratada en FisioDog para recuperar la sensibilidad de las patas traseras. «Le aplicamos varios tipos de terapias», explica Michela Arena, veterinaria de FisioDog a leonoticias. El láser tiene un efecto bioestimulador, que hace que poco a poco aparezca sensibilidad y «con electro estimulación también activamos los músculos afectados»

Ejercicios pasivos para que no se anquilose la parte trasera de su cuerpo, ejercicios activos asistidos para aumentar el tono muscular y la magnetoterapia para estimular la zona completan los tratamientos de Dulce.

Esta primera fase de la rehabilitación también incluye el tratamiento de las heridas. «Estamos tratando las heridas que tiene, tiene muchas heridas por arrastre, por de cubito, y es muy importante tanto curarlas como prevenirlas», explica Michela Arena.

Dulce durante sus diferentes tratamientos. / I. Santos

«Cuando estén mejor las heridas, haremos hidroterapia asistida en cinta sub acuática», asegura Michela Arena. El tratamiento consiste en la realización, de manera artificial, del movimiento para que su cerebro vuelva a aprender el patrón de marcha normal.

Cariño y lucha

Las primeras tres semanas de rehabilitación en FisiDog intentarán recuperar su sensibilidad, un paso vital para la recuperación de Dulce que desprende cariño y exige mimos en cada sesión. La pequeña se encuentra actualmente en una de las casas de acogida con las que cuenta la protectora en León y comparte vida con un nuevo amigo perruno, Ben.

Ahora toca esperar y seguir trabajando para que en seis meses las noticias sean las mejores y se pueda saber con certeza si Dulce volverá a caminar con sus cuatro patas. En el caso de que no haya posibilidades FisioDog trabajará con ella para que se adapte a una silla de ruedas.

Un caso que ha conmovido a León, que ahora también lucha de la mano de Dulce y todos los que están aportando su granito de arena para que esta pequeña salga adelante y algún día pueda volver a caminar con normalidad.

Fotos