La temida mañana de la 'generación 2001'

Nervios, olor a café y ganas de un verano tranquilo se mezclan de nuevo en la Facultad de Derecho de la Universidad de León ante una nueva convocatoria de la EBAU, tres días de exámenes empezando con Lengua y Literatura, que marcarán el futuro de 1.805 alumnos leoneses

Una profesora va llamando a los alumnos en la EBAU. / Sandra Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

La tranquilidad que se respiraba en las puertas de la Facultad de Derecho de la ULE era chocante en la mañana del miércoles. Uno esperaba el tradicional bullicio que llega en los días de Selectividad al campus universitario leonés. Algo pasaba. Pero había que entrar en el edificio para comprobarlo.

Apuntes

Allí, como todos los años pero con más antelación, los alumnos de 2º de Bachiller se concentraban ante las puertas de las aulas.

Podría parecer que la Selectividad (ahora EBAU, el año que viene quien sabe) cada vez la hacen más jóvenes, pero la auténtica realidad es que los años pasan para todos. Sobre todo para los que observamos el fenómeno de cada junio. Son aquellos que nacieron en 2001... Mejor no pensar en qué andaba uno entonces.

Con nervios, repasos de última hora y un sospechoso olor a café en el ambiente los estudiantes de León vuelven a poner a prueba sus conocimientos en la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad. Para empezar Lengua y Literatura.

Nueva edición pero mismos temarios para decidir una nota que de la llave a los estudios deseados.

- «Yo quiero hacer Derecho», comentaba una de las alumnas que formaba parte de la 'piña'.

- «Yo Psicología», respondía la otra.

- «Nada, pero a mí con el cinco me vale».

- «Yo voy a por el ocho...», concluía la segunda sin poder esconder los nervios.

Nervios y decisiones

1.350 estudiantes en León y 455 en Ponferrada, procedentes de un total de 63 centros de ESO Y FP, empezaron este miércoles los exámenes de la EBAU, que se extenderán hasta el próximo viernes. Que tiemble León.

Uno a uno iban siendo llamados en la Facultad de Derecho de la Universidad de León. Uno a uno fueron tomando asiento, en una experiencia nueva que para muchos será el preludio de una nueva vida en las aulas.

Pero después de días de estudio, lo principal estaba hecho.

«Lo llevamos bien, pero sobre todo es la intriga que tienes por cómo será», comentaban las dos jóvenes de antes a pocos metros de la puerta.

Ellas y ellos cada vez son más jóvenes, pero las ideas las tienen igual de claras.

«Necesito un cinco para entrar en Turismo, tengo muchos nervios pero bueno, confiamos», comentaba con autoridad uno de los de la espera, mochila al hombro y DNI en mano.

Así que después de mucho hincar codos, toca encomendarse a lo de siempre.

«Los exámenes los llevo bien, pero esperamos que haya el factor suerte». No falla la petición por muchos nombres que tenga la prueba.