La ULE se suma un año más al proyecto 'Stem Talent Girl'

La ULE se suma un año más al proyecto 'Stem Talent Girl'

Se ha firmado la renovación del acuerdo que busca inspirar, educar y empoderar a la próxima generación de mujeres líderes en ciencia y tecnología

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

En un acto que se ha desarrollado este martes en el Aula Padre Sarmiento del Edificio El Albéitar con la presencia del Rector de la Universidad de León (ULE), Juan Francisco García Marín, la Vicerrectora de Relaciones Institucionales y con la Sociedad, María Dolores Alonso-Cortés, y Henar Rebollo Vega, que ha acudido en representación de ASTI Talent and Technology Foundation, la ULE y la Fundación ASTI han firmado la renovación del convenio de colaboración que convierte a la institución académica en 'partner plata' del proyecto STEM Talent Girl.

El proyecto, que alcanza su segunda edición en León, ha sido impulsado por la Fundación ASTI con la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de CyL, y tiene el objetivo de inspirar, educar y empoderar a la próxima generación de mujeres líderes en ciencia y tecnología.

Se trata de un proyecto de referencia en España para el fomento de vocaciones científicas y tecnológicas en población femenina, consolidado en Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia y Valladolid, y ahora también en León con la firma de renovación del convenio, que va a hacer posible acercar los grados STEM de la ULE a jóvenes con alto potencial.

Hay que recordar que las carreras STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics/Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) supondrán en menos de diez años el 50% de las profesiones en España, un país donde solo 10 de cada mil alumnos optan por este tipo de formación universitaria y de los cuales solo el 26% son mujeres. En el caso de los CEO's de compañías de base tecnológica, solo el 4% es mujer.

Henar Rebollo, Coordinadora Nacional de Programa STEM Talent Girl y egresada de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la ULE, ha explicado que se busca fomentar las vocaciones científico-tecnológicas entre las nuevas generaciones de mujeres. «Comenzamos trabajando con niñas desde 3º y 4º de ESO, -ha comentado-, y a partir de ahí las acompañamos no solo en la secundaria, sino también en el bachillerato y la universidad».

El programa nació para intentar aportar una solución a la baja matriculación de mujeres en el campo de las STEM, que está formado por áreas que van a tener muchísimo potencial en el futuro y que están sufriendo un déficit de matrículas, con una caída de cerca del 28%. A ello hay que añadir que el porcentaje de mujeres que cursan estos estudios es de entre un 3 y un 8 %. «Por ese motivo es tan importante el convenio que hoy hemos firmado, -ha explicado-, porque tratamos de enseñar a estas chicas lo que se hace en la universidad, qué carreras hay, y qué futuro pueden tener cursando estos estudios relacionados con las STEM, que van a tener un gran potencial con la cuarta revolución industrial en la que estamos inmersos».