Los rectores piden duplicar los presupuestos de becas para que lleguen a los universitarios más desfavorecidos

Los rectores piden duplicar los presupuestos de becas para que lleguen a los universitarios más desfavorecidos

Creen urgente modificar la gestión de la política de becas, subir los importes para los becarios y actualizar las referencias monetarias que fijan las rentas familiares

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Crue Universidades Españolas considera que para «garantizar la igualdad de oportunidades» y que las condiciones de renta familiar de los estudiantes no condicionen que puedan optar por la enseñanza superior «requeriría que la dotación presupuestaria en 2019 se duplicará en el medio plazo».

Es la conclusión de los rectores en valoración al proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado por el Gobierno, un documento que contempla una partida de 1.320 millones de euros, un 10,2 por ciento (150 millones de euros más) que en el año anterior para becas y ayudas al estudio. Esta cifra, según el balance que hace la Crue, es «un avance positivo» pero «todavía sigue siendo insuficiente».

Los rectores creen que duplicando ese presupuesto de ayudas se podría «homologar los programas de becas y ayudas al estudio de España a los del resto de los países de la Eurozona y la OCDE».

El balance de Crue Universidades reclama la revisión del modelo de becas junto al aumento de la financiación «para poder conseguir un sistema de becas y ayudas que garantice una verdadera igualdad de oportunidades de los estudiantes, así como la suficiencia financiera de los mismos».

Los rectores recuerdan que desde el curso 2011/12 hasta el 2016/17, el número de becarios en estudios de Grado y Máster en las universidades públicas presenciales ha crecido un 7,9 por ciento, mientras que la financiación media por becario ha bajado de 3.247 euros a 2.648 euros (599 euros de diferencia). Esto supone un descenso del 24,6 por ciento.

«Queda, por tanto, un considerable esfuerzo presupuestario que realizar para permitir que las ayudas medias por estudiante recuperen el nivel de 2011».

Asimismo, la conferencia de rectores considera «urgente» modificar la gestión de la política de becas, por lo que insiste en que se contemplen propuestas concretas, como que la calificación académica no provoque una «exclusión» para acceder a una beca; que se suban los importes de las ayudas para becarios con menor capacidad económica (para, en «una primera etapa», recuperar los 3.500 euros en la modalidad de renta/salario); «abandonar el sistema actual de asignación de los importes de las becas» (fija y variable) y que se actualicen anualmente las referencias monetarias que fijan las rentas familiares como criterios para acceder a las ayudas. Según la Crue apenas se han modificado desde 2004.