La Junta subvenciona con más de 14 millones a la ULE para su actividad en el primer trimestre

La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, y la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León./Cacho
La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, y la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León. / Cacho

Esta aportación permitirá, según la Junta, incrementar la colaboración entre las universidades y las empresas

ICAL

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó este jueves la concesión de una aportación de 84,8 millones de euros a las universidades públicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid para financiar sus gastos de funcionamiento y de personal durante los meses de enero, febrero y marzo de este año. El pasado ejercicio, estas instituciones académicas recibieron más de 334 millones, según informó la portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos.

Más información

Asimismo, la aportación aprobada permitirá, según la Junta, incrementar la colaboración entre universidad y empresa, como factor de progreso en Castilla y León. De esta cantidad, 9,53 millones corresponden a la Universidad de Burgos (UBU); 14,18 millones, a la Universidad de León (ULE); 29,97 millones, a la Universidad de Salamanca (USAL) y 31,11 millones, a la Universidad de Valladolid (UVa).

Su objetivo es garantizar la continuidad en la financiación global de las universidades públicas de Castilla y León. Además, la Junta de Castilla y León quiere reforzar la excelencia en la formación de los estudiantes universitarios mediante una enseñanza más personalizada que permita avanzar en la mejora de su rendimiento académico y en la adquisición de conocimientos.

En segundo lugar, apuesta por la profundización y afianzamiento de una investigación científica de calidad. El compromiso de la Consejería se concreta para la Junta, por una parte, en la financiación aprobada de los gastos del personal docente e investigador de las universidades públicas y, por otra, en las diferentes actuaciones que nacen de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León 2014-2020 -RIS3, según sus siglas en inglés-.

Finalmente, el tercer objetivo supone un mayor esfuerzo en la innovación, para aumentar la transferencia de conocimientos desde las universidades hacia la sociedad y las empresas, lo que contribuirá al crecimiento económico y la creación de empleo de calidad en Castilla y León.