La Junta de Estudiantes muestra su enfado después de que la ULE aprobara el calendario 2019/20 sin contactar con ellos

Estudiantes de la ULE./
Estudiantes de la ULE.

Señalan que la mayor parte de los alumnos rechaza esta medida

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

En la sesión del Consejo de Gobierno de la Universidad de León de este viernes se ha votado y aprobado el calendario para el curso 2019/20. La Junta de Estudiantes ha mostrado su rechazo porque «no han contactado ni consultado con los estudiantes a través del máximo órgano de representación estudiantil, la Junta de Estudiantes».

«Desde el rectorado se ha elaborado, con ligeras adaptaciones, un calendario igual al del presente curso, hecho especialmente relevante ya que el pasado año el Pleno de la Junta de Estudiantes acordó posicionarse en contra del mismo por ser contrario a los intereses de los universitarios. Ante esta situación, el pasado año se elaboró una propuesta alternativa al calendario, cumpliéndose todos los requisitos formales y adaptándose a los intereses expresados por los representantes de los más de 10.000 estudiantes de la ULE. Pese a ello, siendo conscientes de la existencia de un calendario alternativo y habiéndose remitido dicha propuesta en tiempo y forma, desde el Rectorado no se permitió su exposición ante el Consejo de Gobierno, acallando así al estudiantado, que trataba -única y exclusivamente- de defender sus intereses como miembros esenciales del sistema universitario», explican.

Por ello, la Junta de Estudiantes asegura que los alumnos han rechazado «de forma mayoritaria» este calendario ya que actualmente «no se ha consultado ni, por tanto, tenido en cuenta la opinión del ente que tiene encomendada la máxima representación a nivel estudiantil en la ULE antes de la elaboración del calendario».

Desde la Junta de Estudiantes se desea mostrar el más enérgico rechazo a las formas de actuación del Rectorado y se quiere tender la mano al diálogo y la colaboración en favor de toda la Comunidad Universitaria, pues cada vez resulta más evidente que la principal intención es la de silenciar y no contar con el colectivo más vulnerable», concluyen.

 

Fotos