El Instituto Confucio se reivindica como 'puente' entre León y China para negocios internacionales

Participantes en el II Congreso. / Sandra Santos

La sede leonesa de la institución académica acoge el II Congreso Internacional de Estudios Contemporáneos sobre China, en el que cien ponentes y doscientos asistentes confirman el éxito de la apuesta

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

El salón de actos del Instituto Confucio se encontraba a primera hora de la mañana del jueves a rebosar, lo que daba una buena idea del éxito de la cita. El II Congreso de Estudios de China centra estos días la actividad de la institución académica. Una ocasión en la que recoger las aportaciones que se están realizando desde una gran cantidad de universidades en materia cultural, idiomática e investigadora. «Tratamos cuestiones de historia, filosofía, incluso de medicina tradicional y deporte», avanzaba Óscar Fernández, director del Instituto.

La jornada inaugural contó del II Congreso Internacional de Estudios Contemporáneos sobre China contó con la presencia del rector Juan Francisco García Marín, el vicerrector de Relaciones Internacionales, Roberto Baelo, el director de la Oficina de Asuntos Educativos de la Embajada en España de la República Popular China, Zhong Xiwei, y los directores del Instituto Confucio de la ULE,

Con cien ponencias presentadas y casi 200 personas apuntadas, Óscar Fernández señaló que el Instituto «cuenta con los apoyos necesarios por parte de la Universidad y de la sociedad leonesa, que responde a diversas actividades que venimos realizando».

España cuenta con ocho Institutos Confucio, siendo el de la ULE el que cubre un gran área del noroeste, con aulas en la universidad de Vigo, Oviedo o Valladolid entre otras. «Eso nos permite tener gran influencia en esos territorios, porque sumamos 500 alumnos en las distitnas aulas».

Por su parte, Chen Chen quiso asegurar que «este año tenemos más congresistas europeos, lo que significa extenderse a otros países, teniendo a más interesados en la cultura china». Sobre los avances del Confucio, Chen estimó que «cada día hay más demanda de la cultura china y del idioma».

De la misma forma, avanzó que «veo que podemos hacer los avances desde la cultura y el idioma hasta la empresa y el negocio, el Instituto Confucio podría funcionar como un puente, podemos ayudar a los negocios españoles».