Herrera anuncia un decreto en 2019 para bajar las tasas universitarias pero Tudanca no se fia

El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León./Dos Santos
El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León. / Dos Santos

El portavoz socialista avanza una proposición de ley para blindar su reducción y elevar la financiación a las universidades

ICAL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, anunció este martes que su Gobierno trabaja en un decreto que se aprobará en el primer trimestre de 2019 para la reducción de las tasas universitarias e incrementar la financiación a las universidades públicas, mientras que el portavoz socialista, Luis Tudanca, respondió que no se fía y que mañana presentará una proposición de ley para blindar la bajada de las tasas, cuya votacion será «la prueba del algodón» para el PP.

Tudanca preguntó al presidente en el pleno de las Cortes que aclare «el sainete y la opera y camarote de los hermanos Marx» de sus consejeros en relación a las tasas -en referencia a declaraciones de Pilar del Olmo, Milagros Marcos y Fernando Rey- y le requirió, además, si va a cumplir la Junta de Castilla y León el mandato de las Cortes a través de la proposición no de ley aprobada por unanimidad el pasado 12 de septiembre.

«Confirmo que se aprobará en el primer trimestre de 2019 un decreto para la reducción de las tasas en el curso 2019-2020 y aumentar la financiación de las universidades públicas», recalcó el presidente después de escuchar a Tudanca no sólo que no se fía, sino también acusarle de mentir y de incumplimiento de promesas.

El portavoz socialista insistió en solicitar al presidente que se cumpla el contenido de la PNL aprobada por consenso en el pleno, en la que se recoge que las tasas se situarán en la media de las existentes en España en el curso 2019-2020, e incrementar en 2019 la financiación a las universidades. «No se empeñe, no es monopolio suyo, es fruto del consenso», replicó el presidente sobre esa iniciativa.

Tudanca enumeró una serie de materias para recalcar que la Junta no es de fiar y acusar de «excusas y de mentir», y tomó como ejemplo a la Comunidad de Galicia -«presume de su amigo Feijoo», dijo- para recordar que allí un estudiante de Medicina paga 835 euros por la matrícula y en Castilla y León 1.742 euros. «Dijo que era imposible», aseveró en relación a la reducción de tasas, pero también afeó que no haya aprobado el presupuesto cuando sí lo ha hecho esa Comunidad, igual que Valencia, Baleares o Murcia.

Tras un cruce en el que ambos se acusaron de mentir, Herrera argumentó que la subida de las tasas en el curso 2012-2013 «no fue nada fácil» pero se trató de una «decisión necesaria y responsable» y subrayó que se adoptó de acuerdo con el Consejo de Universidades y para contribuir a la calidad y saneamiento de las universidades.

Además, recordó su compromiso en 2015 de que estuvieran congeladas, como así ha ocurrido en tres años, mientras que en 2017, en el acuerdo de presupuestos con Cs, se acordó su reducción en un cinco por ciento, que se ha producido este año.

Para el presidente, el portavoz socialista «ha exagerado» que la subida de las tasas haya sido una barrera para los estudiantes de la Comunidad y haya supuesto la marcha de muchos de ellos fuera. «No se ha impedido que los jóvenes cursen estudios» en Castilla y León, defendió, a la vez que destacó que han sido más los universitarios de fuera que han llegado a las universidades de aquí que los que se han ido a universidades foráneas.

A ello, unió que el 55 por ciento no paga nada por la matrícula, aunque reconoció el sacrificio de las familias desde el curso 2012-2013 cuando se acordó la subida de las mismas. Además, indicó que un 80 por ciento de los no becados tienen ayudas al estudio y añadió que todo se ha realizado desde el diálogo y el acuerdo.

Si Tudanca acusó a la Junta de «radicalizarse», como citó al titular de Educación, Fernando Rey, y de operar como el «camarote de los hermanos Marx», Herrera replicó con la «frivolidad» del PSOE y mencionó el fallido pacto por la educación, a la vez que afeó que la reforma que plantea el actual Gobierno se realice desde «la imposición y sin consultar con nadie».

 

Fotos