Diputación y Universidad refuerzan lazos para impulsar una estrategia común que fije población en el medio rural

Majo y Marín, durante la reunión de este miércoles. / Campillo

Majo y Marín se comprometen a impulsar nuevas líneas de investigación vinculadas al sector agroalimentario y la Diputación inyecta 150.000 euros para firmar un convenio con Inbiotec y la IGP de la Cecina de León

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Luchar contra la despoblación y trabajar por y para el medio rural de León. Bajo estas premisas, nacía en 2016 la comisión mixta Universidad-Diputación de León que, durante tres años ha avanzado en la elaboración de una estrategia común para fijar población en el territorio.

Un compromiso que, este miércoles, han reafirmado sus representantes, que han acordado dar un paso más para reforzar lazos e instrumentar nuevas vías de colaboración en pro del desarrollo de la provincia de León.

«Queremos impulsar proyectos en los que estén impulsados asociaciones y cooperativas de la provincia de León para que sus resultados redunden en beneficio del medio rural», señaló Juan Francisco García Marín, rector de la ULE.

Un compromiso que se ha materializado en una dotación económica de la Diputación de León valorada en 150.000 euros, que permitirá impulsar nuevos convenios para el desarrollo de investigaciones, proyectos y cursos por la provincia de León.

Generación de empleo

El objetivo, según apuntó Juan Martínez Majo, que la Universidad aporte soluciones y defina estrategias de futuro para el programa económico, social, educativo y cultural, estableciendo cuáles son los potenciales para de León.

«Queremos que la Universidad determine qué se puede investigar, qué potencialidades tenemos y, por ende, qué se puede desarrollar», señaló Majo, que aseguró que la renovación de este protocolo «significa impulsar las relaciones entre la Diputación y la Universidad que, entendemos, se traduce en crecimiento económico y social, así como en generación de empleo».

Una comisión-mixta que, en sus tres primeros años de vida, ha permitido impulsar investigaciones en torno a la selección y multiplicación del garbanzo pico pardal, el control del taladro de la vid, la elaboración de un catálogo de sanidad vegetal, la selección genética de los gallos de pluma del Curueño, la modernización del lúpulo o la tipificación de los quesos para obtener la IGT de Quesos de León.

Reunión de los representantes de la comisión-mixta de la Diputación y la Universidad de León.
Reunión de los representantes de la comisión-mixta de la Diputación y la Universidad de León. / Campillo

Novedades

Como novedad, el presidente de la Diputación avanzó que «en breve» se firmará un acuerdo con Inbiotec y la IGP de la Cecina de León para determinar las características alimentarias y nutricionales de la cecina con IGP y así identificarla y diferenciarla en un mercado respecto a otros productos cárnicos que no tienen la marca de calidad. La aportación de la Diputación se cifra en 54.000 euros.

En este sentido, Majo también avanzó la ampliación de las líneas de colaboración «con los cursos de verano» con actividades culturales vinculadas al Instituto Leonés de Cultura con el fin de «fomentar la provincia entre los estudiantes de la Universidad y hacer llegar la Universidad a distintos puntos del ámbito rural de León».

Y esta ampliación de la colaboración deberá plasmarse, en un sentido más genérico, «en trabajar conjuntamente para intentar fijar población», remarcó el presidente de la Diputación quien planteó que, desde la Universidad, «si podrán ayudar, ya que conocen la provincia, a definir las potencialidades de cada territorio».

El Protocolo de Colaboración entre la Diputación y la Universidad también contempla prácticas académicas externas de los estudiantes en la Diputación de