Carlos Díez Valle aboga por «mejorar la imagen de la actividad cinegética en la sociedad»

Incorporación a la Academia de CCVV de Castilla y León./
Incorporación a la Academia de CCVV de Castilla y León.

En su incorporación a la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León, el nuevo académico habló ayer en la ULE de la carne de origen silvestre

LEONOTICIAS

El Paraninfo Gordón Ordás del Edificio El Albéitar acogió en la tarde de ayer la ceremonia de incorporación del profesor Carlos Díez Valle a la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León (AVETCYL), en un acto que fue presidido por el profesor Elías Fernando Rodríguez Ferri.

El nuevo académico, veterinario leonés que se doctoró en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León (ULE), fue presentado por quién fue uno de sus profesores, Vicente Gaudioso Lacasa, también miembro destacado de la academia.

En su intervención, Carlos Díez habló de la importancia del consumo de carne desde un punto de vista evolutivo, y se refirió a un reciente estudio publicado por la prestigiosa revista 'Nature', que sugiere que fue «uno de los aspectos determinantes en la evolución del hombre hace dos millones de años, al influir en el desarrollo de mandíbulas de menor tamaño, dando lugar a un notable cambio en el rostro y a una mejora en la capacidad de comunicarse de forma oral, facilitando también el incremento del tamaño del cerebro».

Desde entonces y hasta la actualidad, la actividad cinegética «se encuentra ligada al consumo de la carne de los animales abatidos, por lo que es fundamental asegurar que estos productos sean aptos para el consumo humano, y que los riesgos asociados a dicha ingesta sean mínimos, siendo el veterinario el único profesional capaz de garantizar esta seguridad».

Generación de empleo y riqueza en el entorno rural

En opinión de Carlos Díez, el sector de la carne silvestre se encuentra en un proceso de consolidación, con un crecimiento muy superior en el último lustro al de otros sectores semejantes, y constituye una actividad que «resulta estratégica, por encontrarse muy vinculada a la creación de empleo y riqueza en los entornos rurales».

Además, el ponente destacó que existe una percepción muy positiva de la carne silvestre por parte de los consumidores, aunque aún quedan muchos retos por superar, entre los que citó la necesidad de «mejorar la imagen de la actividad cinegética en la sociedad, consolidar los canales de distribución para facilitar el acceso de forma sencilla, o estimular el consumo a través de campañas específicas».

La carne de origen silvestre «presenta unas propiedades nutricionales excelentes, -explicó Carlos Díez-, aporta vitaminas y minerales esenciales, proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos poliinsaturados, beneficiosos para la salud».

Para llevar a cabo su control efectivo, es preciso «conocer de forma integral el entorno del que procede, su comportamiento previo a ser abatido y establecer un control sanitario integral en el que el veterinario es el único profesional capacitado para garantizar la seguridad del producto, si bien la colaboración de cazadores con formación puede contribuir a mejorar todo el proceso».

El nuevo académico de la AVETCYL concluyó sus palabras citando al reconocido cirujano Pedro Cavadas, que en su discurso de investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Valencia, apeló a «nadar contracorriente y buscar la dignidad profesional, puesto que solo el esfuerzo es el camino para alcanzar el éxito».

Semblanza del nuevo académico de la Avetcyl

Carlos Díez Valle, veterinario nacido en León capital en el año 1977, encuentra sus raíces por parte de padre en Laciana y Babia, dos de las comarcas más emblemáticas de este viejo Reino del que tanto presume allá por donde va, mientras que, por parte de madre, lo hace en otra no menos histórica, la Cabrera. Su licenciatura y doctorado se llevó a cabo en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, a la que luego se incorporó primero como becario de proyecto y pocos meses después como becario FPU en el Departamento de Producción Animal II. Desde entonces comenzó a orientar su carrera académica y profesional sobre un ámbito poco convencional en la veterinaria, la fauna silvestre.

Ha participado en proyectos de investigación nacionales y europeos, y ha realizado estancias en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura, en la Office National de la Chasse et de la Faune Sauvaje en Nantes (Francia), en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Federico II de Nápoles (Italia) y en el Centre for Ecology, Evolution and Conservation de la Universidad de Norwich (Reino Unido), con colaboraciones, que siempre giraron en torno a proyectos relacionados con la fauna silvestre.

Su tesis doctoral, que obtuvo con mención europea, trató sobre los biorritmos de actividad del conejo de monte, y empleó para su estudio sistemas novedosos basados en la identificación electrónica de los animales y seguimiento informatizado de los movimientos. Fue galardonada con el Premio Extraordinario de Doctorado.

En el ámbito profesional inició su trayectoria en la consultora ambiental ILEX, en donde obtuvo un 'Louvor', reconocimiento otorgado por el Gobierno de Portugal, por sus trabajos como veterinario científico colaborador de la Estación Biológica Internacional Douro-Duero. Posteriormente pasó a desarrollar su labor profesional en la Excma. Diputación Provincial de Zamora, y después en la Junta de Castilla y León, donde se encuentra en la actualidad.

 

Fotos