El Ayuntamiento impulsará el desarrollo urbano en el campus para poder ampliar el Centro de Supercomputación

Un momento de la visita a las instalaciones del Centro de Supercomputación. / Noelia Brandón

El alcalde de León y la directora general de Telecomunicaciones evidencian la necesidad de ampliar capacidad y espacio: «Es una carrera con otras comunidades autónomas e incluso naciones»

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Cumple diez años pero esto no quiere decir que esté todo hecho. Toca seguir yendo a más porque la carrera con otras comunidades e incluso naciones no da tregua.

El alcalde de León, José Antonio Diez, ha visitado este miércoles el Centro de Supercomputación que se encuentra en el Campus de Vegazana.

Acompañado de la directora general de Telecomunicaciones, Elena Álvarez, han podido descubrir las novedades y retos del superordenador caléndula. Hay trabajo por hacer a pesar del éxito presente.

Mayor capacidad

«Contar con Scayle resulta esencial para la Junta de Castilla y León y en ese apoyo vamos a continuar», destacaba la directora general.

En sus diez años de vida Caléndula ha pasado de 29 teraflops a más de 330 de capacidad. Un crecimiento que tiene que ir a más, también fisicamente.

«Hay un problema de espacio con el Centro de Supercomputación, hay necesidad de incrementarlo y veremos las posibilidades de desarrollo urbano manteniéndolo en el mismo lugar», defendió el regidor.

Salto de calidad

Apoyando las palabras de los dos, el rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, dejó clara la importancia del centro de supercomputación en el día a día académico. «No podríamos hacer según qué proyectos si no estuviera este centro, que nos ha permitido dar un salto de calidad, pero necesitamos seguir yendo a más», ha asegurado.

El director del centro de Supercomputación, Vicente Matellán, fue el anfitrión de la visita, dejando claro en su explicación que Caléndula quiere y debe crecer. Y parece que las administraciones apoyarán el crecimiento.