León en Común rectifica sobre la denuncia de una conferencia de la ULE y la consideran «desmesurada»

Imagen de la fachada del Rectorado de la ULE./
Imagen de la fachada del Rectorado de la ULE.

Dos alumnos, a través de la formación política, criticaban un supuesto «adoctrinamiento ideológico», pero han dado marcha atrás horas después

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

León en Común y dos alumnos de la Universidad de León han rectificado después de denunciar un supuesto «adoctrinamiento ideológico» vivido en una conferencia de la universidad leonesa llamada 'La comunicación verbal y no verbal' dentro del ciclo 'Curso de habilidades de comunicación y debate'.

Estos estudiantes afirmaban que esta ponencia, impartida el pasado 19 de febrero, sólo trató en torno a 20 minutos sobre «el tema anunciado» y el resto del tiempo, hasta cerca de las dos horas de duración del evento, se abordaron asuntos que «nada tenían que ver con el tema que se debía tratar».

«Es totalmente falso»

Desde la organización de este ciclo de conferencias se han mostrado «sorprendidos y alucinados» con esta denuncia porque, aseguran, «no ha habido ni adoctrinamiento ni nada parecido».

«Se han utilizado ejemplos para reflejar cómo el uso del lenguaje puede cambiar la percepción de una idea, pero en ningún momento con tono despectivo o con intención de serlo», recalcan fuentes de la organización de la conferencia.

Insisten en que esta denuncia parte de una «interpretación retorcida de la realidad» y recalcan la nula intención de «menospreciar a ningún colectivo» por parte del ponente.

Además, estas mismas fuentes aseguran que la respuesta generalizada de los alumnos fue «positiva» y que esta charla se da «en multitud de lugares sin ningún problema».

«No entendemos que interés puede haber detrás de esta denuncia, porque todo lo que se dice es falso», aseguran.

León en Común se hizo eco de dicha denuncia porque consideran «intolerable» que se use una institución educativa «para hacer apología del machismo, del racismo y de la intolerancia hacia determinadas ideologías políticas». «No podemos permitir que nuestra universidad sea un lugar de adoctrinamiento porque un centro educativo lo que tiene que hacer es formar y potenciar el desarrollo del pensamiento crítico entre el alumnado, no lavarles el cerebro», afirman.

Horas después, tanto la formación política como los dos alumnos han dado marcha atrás y han calificado de «desmesurada» su propia denuncia.