La resaca de Industriales

Uno de los emplazamientos donde se realizó la espicha./
Uno de los emplazamientos donde se realizó la espicha.

El Campus de Vegazana amanecía el viernes con algunos residuos en césped y parking tras la Espicha de Industriales -aunque nada que ver con anteriores ediciones-, después de una noche que dejó tres atendidas por intoxicación etílica y un herido por pelea

N. B. león

El resultado tras la espicha de industriales era visible con los primeros rayos del sol. El viernes amanecía sobre el campus de Vegazana con botellas, plásticos y bolsas agrupados en el parking de la Facultad, en una imagen que contrasta con las de años anteriores, en los que un mar de plástico hacía más que complicado intuir el césped del Campus.

imagénes

Algunas botellas y garrafas quedaban en la mañana del viernes tiradas por la zona, si bien los alumnos de la Comisión de Industriales se afanaron en la recogida. El cambio, esta vez, fue a mejor, si bien cuando comenzaron las clases aún quedaban residuos en el campus.

En el capítulo del necesita mejorar, tres jóvenes de 18, 19 y 21 años, todas ellas mujeres, fueron atendidas por el servicio de emergencias 112 debido a intoxicaciones etílicas, siendo dos de ellas trasladadas al hospital. Igualmente, un joven tuvo que ser atendido por recibir un golpe en la cabeza durante una pelea.

Resultados de una noche en la que cerca de 10.000 personas se concentraron en el Campus de Vegazana para celebrar la espicha de industriales.