Valencia de Don juan prosigue su agenda violeta con un café para prevenir la violencia de género

Fachada del ayuntamiento de Valencia de Don Juan./
Fachada del ayuntamiento de Valencia de Don Juan.

La actividad se celebrará este martes, 26 de septiembre a las 17.00 horas en la Casa de Cultura con la proyección de un cortometraje que explica cuál es el origen de esta ignominia social

Leonoticias
LEONOTICIASValencia de Don Juan

Una de las primeras actividades del nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan al comienzo de la legislatura fue poner en marcha un punto de información violeta en el polideportivo de Valencia de Don Juan con la finalidad de alertar a los usuarios de las piscinas de la importancia de concienciar a toda la sociedad de la ignominia social que supone para la mitad de la población la violencia de género y la necesidad de luchar todos juntos contra ella.

La agenda violeta sigue y al simbólico encendido de la fachada del Ayuntamiento de ese color el pasado viernes ante la emergencia feminista, este martes, encuadrada dentro del programa de actividades de prevención de la Policía Local y dentro de las actuaciones de la Concejalía de Servicios Sociales que dirige María del Mar Bueres Mosquera, a las 517.00 horas, y con una hora de duración, se llevará a cabo una jornada de prevención de la violencia machista en la Casa de Cultura. Se trata del Café violeta y se proyectará un cortometraje que explica cuál es el origen de la violencia de género.

Cada asesinato de una mujer por parte de su pareja o expareja obliga a las administraciones a poner en marcha los mecanismos necesarios para evitar tan deleznables hechos. Este Ayuntamiento cree en la prevención y en la educación y por ello considera imprescindibles este tipo de actividades e iniciativas.

Toda persona que acuda a la Casa de Cultura, podrá tomar un café mientras visiona un cortometraje en el que se explica cuál es el origen de la violencia contra las mujeres. Posteriormente, se realizará un debate para llegar a comprender el por qué de esta ignominia social y, por tanto, poder llegar a la solución.