El PSOE de Coyanza denuncia un uso particular del polideportivo por parte del teniente alcalde

Dependencias del polideportivo municipal./
Dependencias del polideportivo municipal.

Los socialistas denuncian que familiares directos usaban un equipamiento reservado para los trabajadores del polideportivo para dejar cómodamente sus sillas y evitar así tener que usar así los masificados espacios

LEONOTICIAS

«De escándalo en escándalo», esa parece ser la tónica en la que se ve envuelta la gestión política del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan que está llevando a cabo Martínez Majo con su «polémico» equipo de gobierno, «que dirige en la práctica José Jiménez», teniente alcalde y también portavoz popular.

El Partido Socialista asegura tener abundantes pruebas que permiten denunciar que este verano familiares directos de Jiménez, han utilizado «de manera privativa» un equipamiento destinado exclusivamente para uso de los trabajadores municipales para realizar sus labores en las piscinas municipales, una situación que supone un «descarado y arbitrario privilegio que no tiene justificación alguna».

El polideportivo municipal, relatan los socialistas, tiene cuatro habitáculos en los vestuarios para que los usuarios dejen sus sillas y hamacas para no tener que bajar con ellas, teniendo que encadenarlas para evitar posibles robos o usos indebidos por otras personas y con la advertencia de que si al final de la temporada no las retiran será el Ayuntamiento quien lo haga directamente, llevándolas al Punto limpio.

Esta situación ha sido así para todos los usuarios «menos para los familiares directos de José Jiménez, que disponían de una llave para usar de manera particular un espacio al lado de las taquillas de la entrada principal reservado para los empleados municipales, evitando así las molestias de tener que compartirlo con el resto de personas que bajan a las piscinas del polideportivo», recinto que algunos días concentra a más de 5.000 personas.

Los socialistas, por último, piden a José Jiménez que dimita por haber abusado de su poder y porque este compartimiento ni es ético ni de recibo. Esta «cacicada» es tan solo una más a la larga lista que se podría enumerar y que probaría que el teniente alcalde ha hecho, aseveran desde el PSOE, después de varias legislaturas a los mandos, del Ayuntamiento un cortijo particular y no un lugar donde a todos los ciudadanos se les dispense el mismo trato. «De no dimitir el teniente alcalde, debería ser el alcalde de la localidad, Martínez Majo, quien lo cese de manera fulminante».

Temas

León
 

Fotos