El PSOE advierte que Majo no tiene la contabilidad de 2017 y prevé que Hacienda pondrá de nuevo el foco en Valencia de Don Juan

Ayuntamiento de Valencia de Don Juan./
Ayuntamiento de Valencia de Don Juan.

Los socialistas denuncian la opacidad con la que el PP está llevando el expediente mediante el cual Hacienda pretende cobrar al Ayuntamiento en torno a 750.000 euros por el IVA de las piscinas desde 2013

LEONOTICIAS DIARIO DIGITALLEÓN

Meses llevan los concejales socialistas en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan denunciando la «pésima gestión» política de Martínez Majo y su equipo de gobierno del PP (avalada por el silencio cómplice del edil de Ciudadanos en la localidad), gestión que está empantanando el consistorio de la localidad, envuelto cada vez en más problemas.

Es la denuncia que ha lanzado el PSOE este lunes, desde donde han recordado que otros años la cuenta general ya estaba aprobada de manera definitiva pero, adentrándonos en el mes de julio, la situación de la contabilidad municipal es absolutamente crítica: no está cerrada aún la del ejercicio de 2017, condición indispensable para rendir cuentas y evitar así problemas posteriores, que se están avecinando, con Hacienda y que se acumularán a los ya existentes y no menores. Desde el PSOE advierten a Majo de que no puede seguir contemplando cómo se hunde el Ayuntamiento que ha dirigido durante veinte años sin aportar soluciones ni asumir su propia responsabilidad.

Los socialistas le recuerdan que, siendo Montoro el titular del Ministerio de Hacienda, la Agencia Tributaria abrió un expediente al Ayuntamiento para intentar cobrar el IVA de las piscinas desde 2013 a 2017, por la continuada promoción del antiguo polideportivo municipal como El mundo del agua, el mayor centro recreativo y de ocio familiar de Castilla y León. Un proyecto que vendió a bombo y platillo como apuesta personal en una reunión informativa a la cual convocó a los vecinos y a los que explicó el gran salto hacia lo recreativo del polideportivo, el más grande del noroeste, según ambicionó, al tiempo que pidió a los vecinos que «soñáramos juntos» esa idea, idea hoy truncada por Hacienda.

Desde el PSOE, por último, denuncian la opacidad del Partido Popular respecto a este expediente, algo incomprensible cuando algún miembro del equipo de gobierno ha barajado cifras cercanas a los 750.000 euros si finalmente Hacienda impone su criterio, que es el mismo que defendía el alcalde coyantino hasta la apertura del expediente tributario: que la inversión fallida de un millón de euros en una piscina de olas, con toboganes rápidos y dragón incluido, tenía la intención de apuntalar un espacio recreativo y no para facilitar la práctica de la natación simulada en alta mar, como defienden ahora el perspicaz regidor coyantino y el equipo de gobierno del Partido Popular en una evidente y grosera maniobra de distracción fiscal.

Contenido Patrocinado

Fotos